Los dos mejores del caballo del momento encabezan la nómina del Clásico Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera del Perú (G3), de este sábado y clasificatorio para Maroñas

Por Néstor Obregón Rossi

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).-  No faltó nadie a la cita de la clasificatoria. Ocho de los mejores caballos de la cancha -incluyendo el campeón millero y el campeón gramero vigente- pelearán por los tres cupos que la hípica peruana tendrá en el próximo Longines Gran Premio Latinoamericano (G1), que este año tendrá lugar en el Hipódromo de Maroñas, en Uruguay. ¿La cita? El Clásico Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera del Perú (G3- 2000 m) que, a su ya reconocida trayectoria en la historia del turf, deberá sumarle que este año será la prueba de clasificación directa al internacional del próximo 24 de octubre y que se convertirá en el escenario para que 4 campeones, incluyendo 3 ganadores de G1, dejen todo sobre la pista.

La cátedra se inclinó por Nuremberg (Southdale) (foto). El pupilo del Stud Unicornio que viene de caer en el Clásico Independencia (G2-2400 m), pero que retorna a los dos kilómetros, escenario donde consiguió dos victorias, cada una mejor que la otra. La primera, cuando se impuso en el Clásico Ricardo Ortiz de Zevallos (G1) de octubre del 2020 y la segunda cuando galopó en el Alfredo Benavides y Alfredo Benavides Diez Canseco (G3) en febrero último. Gran cotejero, evolucionó en aprontes, a tal extremo que pasó de los 800 en 50s muy fácil a marcar 44s3/5 rematando de subida para la misma distancia. Está en el aire. Pero al frente tendrá, nuevamente, su eterno rival, Novillero (Southdale). El batallador pupilo del Black Label, que acaba de ganar el Clásico Independencia (G2) y que en el doble kilómetro también supo vencer, en el Clásico Aniversario de la Fundación del Jockey Club del Perú (L), precisamente en la única derrota que Nuremberg ha tenido sobre este recorrido. Dos cotejos de 1100 en 1m8s y un final de 400 en 24s2/5 de subida del partidor lo dejan afilado para verlo nuevamente estar cerca desde la partida. Pero a ellos, acostumbrados a regalarnos emociones en los principales clásicos del 2021, se le suman dos figuras que no llegan de visita.

Por un lado Abdel Nazer (Minister’s Joy), el dos veces Campeón de la Milla que nuevamente intentará por encima de los recorridos que domina. Aunque su campaña en estos tiros largos no lo avalan, la versión que estamos viendo de él en la última semana son su mejor carta de presentación para decirnos que estamos ante un caballo más consolidado, diferente al que corrió las dos vueltas hace un tiempo.

El otro es el argentino Matarani (Endorsement), de la misma ‘promoción’ de Nuremberg y Novillero y que se destapó en el Clásico Comercio (G3-2300 m), ganando por demolición, sin que nadie le regalara nada. Si bien fue una victoria fácil, repetir a las dos semanas y bajando de distancia, terminarán siendo más rivales que los mismos favoritos. 

El otro Grupo 1 es Faenón (USA-English Channel), que regresa a la arena en una empresa que, sobre el papel, parece complicada. Y no se puede dejar de mencionar al siempre parejo y vigente Freedom (Lord Justice), que asustó bastante la tarde del Clásico Independencia (G2), cuando escoltó a Novillero y adelantó a Nuremberg.

Va a ser una carrera realmente disputada con todos los ingredientes para ponerla como de las más interesantes del año y donde veremos a las cartas que nos representarán en un nuevo desafío internacional.