El invicto de Bob Baffert no trabaja desde fines de febrero, sufriendo un problema menor y complicando su camino hacia el segundo paso de la Triple Corona de los Estados Unidos

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- A esta altura de la temporada en los Estados Unidos la actualidad entre los 3 años manda, pues la cercanía del Kentucky Derby (G1) en particular, y de la Triple Corona en general, ganan los titulares de los medios.

Hacia la serie, este martes se conoció a través del prestigioso Thoroughbred Daily News una noticia preocupante sobre uno de los potrillos que más expectativas genera en el público: el invicto Nysos, que se perderá, como mínimo, un mes de entrenamiento por un problema físico menor, lo que complica su futuro en el mediano plazo.

Como se sabe, el hijo de Nyquist y Zetta Z (Bernardini) no es elegible para correr el primer sábado de mayo en Churchill Downs, dada la suspensión que ese hipódromo mantiene sobre Bob Baffert, su preparador, pero sí está en seria consideración hacia el Preakness Stakes (G1) de Pimlico.

Si bien el exitoso pero controvertido profesional contestó con monosílabos a los distintos llamados y mensajes que los medios le enviaron, sí se supo que Nysos caminará por unos 30 días, y que sólo allí podrá retomar el vareo, con los tiempos sumamente acortados hacia aquél objetivo. No se le registra un trabajo oficial desde el 25 de febrero último…

Nysos había sido ratificado para el San Felipe Stakes (G2), del 3 del corriente en Santa Anita Park, pero finalmente no acudió a la cita, con Baffert contando por aquellos días que había cambiado su forma de pensar y apuntaba al Santa Anita Derby (G1) del 6 de abril.

Ningún rival pudo hasta ahora con Nysos, que ganó en sus 3 únicas presentaciones por un margen combinado de 26 3/4 cuerpos, destacándose entre sus victorias las que consiguió en el Bob Hope Stakes (G3) y en el Robert B. Lewis Stakes (G3), tras salir de perdedor en Santa Anita Park, en octubre de 2023.

Propiedad del Baoma Corp. y criado por Susie Atkins, Nysos pasó 3 veces por remate y fue vendido en 130.000, 150.000 y 550.000 dólares, en diferentes etapas. Se aguardan más novedades sobre su futuro, pues talento está claro que le sobra.