Revocó sus distanciamientos tras dar positivo en 2020 por considerarlos parte de una contaminación; Baffert, entrenador de ambos, no cumplirá una sanción y abonará una multa

HOT SPRINGS, Arkansas (Especial para Turf Diario).- La Arkansas Racing Commission restauró las victorias de Charlatán (Speighstown) en una de las divisiones del Arkansas Derb y (G1) y de Gamine (Into Mischief) en una prueba condicional, después de, en un primer momento, haber descalificado a ambos por dar positivo de lidocaína tras sus actuaciones del 2 de mayo último, en una decisión que trajo aparejadas críticas al por mayor.

Los dos ejemplares son preparados por Bob Baffert, sobre el que también se volvió atrás con las penas originales, alivianándolas. Eran 15 días de suspensión los que se le habían aplicado al profesional, por considerar las violaciones al reglamento como una sola, al ocurrir el mismo día, pero ahora la comisión decidió quitar esa inhabilitación y hacerlo pagar 2 multas de 5000 dólares cada una.

Los seis miembros de la comisión votaron unánimemente en favor de la vuelta atrás en las sanciones después de dos días de apelaciones, con la última de ellas durante 14 horas.

Durante la audiencia, los abogados de Baffert plantearon una serie de preocupaciones sobre la cadena de custodia: cómo se manejaron las muestras posteriores a la carrera. Esos abogados, así como un abogado de Petersen, uno de los propietarios de Gamine, también argumentaron que los aspectos positivos fueron el resultado de la contaminación, relacionada con un parche para el dolor usado por el entrenador asistente de Baffert, Jimmy Barnes, o posiblemente desde fuera del establo.

En su testimonio del martes, Baffert dijo que está convencido de que las pruebas positivas que indican lidocaína en un par de sus caballos fueron causadas por contaminación ambiental y que el hallazgo no fue necesariamente causado por nadie en su establo.

Sea como fuera, no son pocos los que piensan que el nombre de Baffert pesó en las decisiones finales.