El caballo cordobés superó por 4 cuerpos a Tsunami Key, del que se tomó revancha, para llegar al octavo festejo de su campaña

Que Ojos Remoteros ganara el Handicap Advocate (1400 m, arena normal), de este lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, estaba dentro de los planes. Lo que quizás era dificil de imaginar era que el hijo de Remote resolviera todo con tanta facilidad como lo hizo, ante un grupo de adversarios de nivel alto.

Cargando 58 kilos, el favorito del público volvió a la victoria después de 3 derrotas consecutivas superando por contundentes 4 cuerpos a Tsunami Key (Key Deputy, 58), el mismo que venía de dejarlo segundo a 2 largos en el Handicap Sideral, bajo las mismas condiciones que ahora, pero aprovechando las ventajas que recibió en el peso, con una escala de 57 contra 59 1/2 a su favor.

Con Francisco Leandro regresando a su silla después de mucho tiempo, el caballo preparado por Sergio Carezzana para la caballeriza riocuartense El Arrabalero vino siempre con una acción convidadora, dominó a poco de llegar la recta final y cerró con mucha comodidad, casi sin ponerse a correr de firme.

Como se dijo, Tsunami Key terminó en la segunda colocación, con medio largo de diferencia sobre Chazki (Cityscape, 58), que esta vez no vino al frente y sufrió algunos contratiempos, todo tras una muy competitiva marca de 1m21s36/100.

Criado en sociedad por el Haras Vacación y el Haras Ojos Claros -en el campo de este último-, Ojos Remoteros llegó a la octava conquista de su campaña sobre un total de 18 presentaciones, sumando más de 11,5 millones de pesos en premios y exhibiendo siempre una ductilidad para acomodarse a diferentes tipos de trazados, como que, además de la arena porteña, también se impuso en la chiquita de San Isidro y en la siempre complicada cancha de La Punta, en San Luis. Lo que se dice, un todoterreno.