Ganadora de 2 carreras en el plano de la categoría alternativa fue veloz, guapa y resistente para llevarse el Bullrich

Mezclando determinación, resistencia y coraje, Olímpica Hit tuvo un desembarco ideal en el plano de los clásicos quedándose el sábado con el Arturo R. y Arturo Bullrich (G2-2000 m, arena), inicio del Campeonato Palermo de Oro.  Proveniente de 2 triunfos condicionales, y en su debut absoluto en el plano mejor rentado, la yegua del Stud Felipe Camilo dominó toda la vuelta y en el derecho volvió de una derrota que parecía segura para superar por media cabeza a Cyboogie (Galicado).

Realmente llamativa es la evolució que en muy poquitas semanas tuvo la hija de Hit It a Bomb, que entre noviembre y diciembre debió recurrir a la categoría alternativa para conseguir sus dos primeros festejos antes de volver a festejar en la abierta y sobre 2000 metros como previa de este resultado un tanto sorpresivo.

Lautaro Balmaceda no escondió su intenció de tomar la punta con la zaina, que vino siempre con ventajas claras allí y en la recta se aprestó, temprano a resistir. Fue Cyboogie la que atacó con mayor fuerza y hasta llega a dominarla en la cuadra final, pero la ganadora siguió luchando por dentro, el jockey agigando sus brazos y en la misma raya pudo conseguir aquella ventaja casi perceptible, todo en regulares de 2m3s75/100.  Che Evasora (Greenspring) fue tercera a 2 1/2 largos, con Equipada a Tope (Equal Stripes) e Inca Beauty (Bodemeister), las más jugadas, fallando al cerrar quinta y última, respectivamente, con casi nulo protagonismo.

Nacida en Firmamento, Olímpica Hit es preparada por Juan J. Etchechoury, y fue adquirida por sus actuales propietarios a su criador después de haber terminado octava en su debut, evolucionando notablemente desde allí. En Olímpica Catch (Catcher In the Rye), la heroína de la tarde es nieta de la recordada campeona Halo Ola (Southern Halo), cuyo paso por la reproducción no tuvo el éxit esperado pero que ahora destaca como abuela.

Viene ahora el Lerena (G1), sobre el césped, y luego el Craidores (G1), de nuevo en la arena y con clasificación a la Breeders’ Cup de por medio, donde Olímpica Hit tendrá la responsabilidad de confirmar todo lo bueno que mostró ahora.