El hijo de Drosselmeyer batió con solidez a Negrone y se quedó, por fin, con el Gran Premio Batalla de Las Piedras (G3)

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Un par de años después de haber escoltado a su compatriota Coldplay (Out of Control) en el Gran Premio Batalla de Las Piedras (G3-2000 m, arena), el brasileño Olympic Harvard se tomó revancha y levantó el trofeo más importante de la temporada en el hipódromo canario.

Fue este lunes al cabo de una reunión extraordinaria en la que se jugaron 188.348 dólares, una recaudación estupenda y que fue muy superior a lo que se apostó hace doce meses para la misma fecha con público en las tribunas. El dato fue que, como sucedió durante el fin de semana, mucho del dinero que ingresó al totalizador llegó desde el exterior, un 33 por ciento, aproximadamente.

Respaldado por el mismo equipo de Ajuste Fiscal (Ioya Bigtime), con Héctor Lazo en sus riendas y Antonio Cintra en la preparación, Olympic Harvard cobró dividendos por haber mantenido siempre la paciencia mientras el gran favorito Bobby Q. (Shanghai Bobby) marcaba el camino con ritmo rápido y claras ventajas.

El líder se cansó al pisar la recta y Negrone (Ioya Bigtime) dominó momentáneamente, pero abierto apareció imparable el hijo de Drosselmeyer y Furia Olímpica (Astor Place) para pasar de largo y terminar doblegando por 2 3/4 cuerpos a ese rival, que otra vez quedó a las puertas de un triunfo grande; a 3/4 de largo, Aero Trem (Shanghai Bobby) completó la trifecta delante del argentino Card Day (Harlan’s Holiday), todo tras 2m6s80/100. Bobby Q., en tanto, se apagó hasta terminar quinto.

“El caballo siempre te demuestra en carrera que tiene gran corazón. Cierto es que venía un poco enredado, pero cuando se acomodó hizo todo muy bien y remató con fuerza”, comentó a Gabriel Rodríguez Héctor Lazo.

Para Olympic Harvard, que llegó desde Brasil con un triunfo en el Grande Premio Linneo de Paula Machado (G2) bajo el brazo, fue la quinta conquista aquí, pues antes se había llevado los clásicos Carlos Pellegrini (G3), Las Piedras (L) -en 2 ocasiones- y los grandes premios Comparación y de Honor. Desde siempre protagonista, el alazán del Stud-Haras Regina no hizo más que consolidar su figura entre los mejores fondistas locales.

Un rato antes, en el Gran Premio OSAF (1800 m, arena), para yeguas desde los 3 años, La Maestranza (Texas Fever y Be My Bride, por Successful Appeal) llevó a buen puerto su favoritismo postergando por 3/4 de cuerpo a Victoriana (Ecclesiastic), completando el estupendo doblete de Lazo y Cintra.

Defensora de la caballeriza Braganza y criada  por el Haras El Santo, La Maestranza venía de imponerse en esta misma cancha en el Clásico Estímulo, luego de conseguir una seguidilla bien interesante de gestiones en el plano superior en Maroñas.

En lo referente al Gran Premio Ubaldo Sere (1500 m, arena), el brasileño Laurent (Discreet Cat y Ella Bird, por A.P. Indy) reprisó en gran forma, encontrando el triunfo por media cabeza sobre su compatriota Pushkin (Pioneering) en la misma competencia en la que hace doce meses, haciendo su debut aquí, caía por la cabeza ante Dos Amores (Hitchkock).

Cerrando el festival, el velocísimo Fast Night (Meal Night y Fast-Kina, por Choctaw Ridge), alcanzó el double-event en el Gran Premio Reapertura de Las Piedras (1200 m), recomponiéndose luego de 3 gestiones preocupantes. Fue por 3 cuerpos sobre Rey Victorioso (Vettori).