Tras su trabajo de este miércoles se detectó un problema en su epíglotis; Bodexpress tomará su lugar

LOUISVILLE, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Golpe duro a la ilusión el que significó este miércoles la sensible baja de Omaha Beach para el Kentucky Derby (G1), inicio de la Triple Corona que se disputará este sábado en Churchill Downs y para el que el hijo de War Front era considerado máximo candidato en la previa.

Según informó Richard Mandella, su preparador, el zaino tosió algunas veces después de moverse en la mañana del miércoles y cuando se le realizó una endoscopía se descubrió un atrapamiento de epíglotis, situación que requerirá darlo de baja en el entrenamiento por al menos tres semanas, de lo que está totalmente descartado también de cara al Preakness Stakes (G1) y al Belmont Stakes (G1).

Con la baja de Omaha Beach ingresó a la carrera Bodexpress (Bodemeister), el primer suplente, que pagando 71/1 fue segundo en el Florida Derby (G1) de Gulfstream Park, aunque le tocará arrancar desde la puerta 20, la más abierta de todas.

El Kentucky Derby perdió a su principal candidato, pero sobran los motivos como para disfrutarlo al máximo, en poco más de 48 horas…