Choque eléctrico el que se dará en la milla de arena de Santa Anita Park

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- Desde su creación, el Breeders’ Cup Dirt Mile (G1-1600 m, arena, US$ 1.000.000 de bolsa) ha sido una carrera generosa en cuanto a expectativas. Pero quizás nunca generó tanto revuelo en la previa como la versión que se resolverá este sábado en Santa Anita Park, principalmente, por la presencia del estupendo Omaha Beach, para muchos, el mejor tres años de los Estados Unidos.

Favorito en el Kentucky Derby (G1), carrera de la que finalmente no pudo participar por un problema físico, reprisó tras casi seis meses mostrando su ductilidad para ganarle al mismísimo Shancelot (Shanghai Bobby) en el Santa Anita Sprint Championship (G1), Las opciones eran el Dirt Mile o el Classic (G1), y la lógica imperó para intentar en la media distancia, soñando con la Pegasus World Cup (G1) del año próximo.

Para el hijo de War Front no será un “paseo por el parque”, principalmente ante la presencia de otro de los buenos potrillos del año como Improbable (City Zip), que ya cayó ante Omaha Beach cuando lo enfrentó en el Arkansas Derby (G1), sobre 1800 metros y por 1 cuerpo. Ganador del Los Alamitos Futurity (G1), a los 2 años, el vistoso alazán preparado por Bob Baffert intentará hacerle la vida imposible al seguro favorito.

Coal Front (Stay Thirsty) acaba de reencontrarse con el triunfo en el norte, donde había perdido en sus dos salidas previas y que le siguieron a su notable conquista en la Godolphin Mile (G1) de Meydan, en los Emiratos Arabes Unidos.

El otro nombre fuerte del grupo es el de Mr. Money (Goldencents), que cortó una serie de cuatro triunfos de G3 consecutivos escoltando al ahora ausente Math Wizard (Algorithms) en el Philadelphia Derby (G1).