La potranca preparada por Roberto Pellegatta se cruza con Dulce Despertar (foto) y con Gran Mirella, 1-2 en el Crespo y ante los machos

Las potrancas nacidas en 2021 tendrán su primer desafío fuerte de la temporada este miércoles con el Gran Premio Jorge de Atucha (G1), cuyos 1500 metros suelen marcar una bisagra entre aquellas con más precocidad y velocidad y las que son dueñas de mayor stamina para continuar el camino del proceso selectivo.

Serán apenas 6 las participantes y en el equipo de Roberto Pellegatta hay plena confianza en que Ooty defenderá de la mejor forma su invicto, aprovechando la ventaja enorme que significa ya haber vencido en esta distancia. Fue hace menos de un mes y en su debut, cuando la hija de Dabster del Stud Al Adiyaat mostró calidad y guapeza para superar cerca del disco y por medio cuerpo y cabeza a Eligia (Il Campione) -ganó a vuelta de hoja- y Quita Rim (Remote), tras venir complicada durante buena parte del desarrollo.

La alazana tendrá una prueba de fuego ante la mayor experiencia de Dulce Despertar (Fortify) y Gran Mirella (Dabster), que en ese orden y separds por apenas el pescuezo vienen de adelantarse a los machos en los 1400 metros del Clásico Pedro E. y Manuel A. Crespo (G3).

Para Dulcer Despertar fue la ratificación de todo lo bueno que había mostrado en su estreno, dominando por 10 cuerpos a It’s My Look (Equal Stripes), mientras que Gran Mirella venía de ser distanciada del primer lugar tras el controvertido final del Clásico Saturnino J. Unzué (G2).

En Rubio B. hay confianza grande en Escandell (Il Mercato), que tras pagar el precio de la inexperiencia desquitó con mucha solvencia ante Elusive Romance (Il Campione) -otra que cruzó al toque-, pero sobre 1200 metros. En tanto, International Look (Cosmic Trigger) fue apenas quinta como favorita en el Clásico Eliseo Ramírez (G2) que ganó Maggie Go (Winning Prize), rindiendo menos de lo previsto.

Tac-Tac (Manipulator), fresca vencedora en el kilómetro platense, irá por la hazaña en un baile bien bravo.