El paraguayo cerró contrato con la divisa del mexicano José Cerrillo y Calvente será ahora primer jockey de Santa Inés

Horas de movimientos con los jockeys y las caballerizas las que atraviesa el turf argentino, con dos noticias fuertes y frescas. Por un lado, el Haras Pozo de Luna contrató como monta oficial al paraguayo Eduardo Ortega Pavón; por el otro, Gustavo Calvente y el Stud Juan Antonio finalizaron una unión de varios años y después de muchos éxitos importantes.

La divisa del mexicano José Cerrillo, que ya tuvo antes contratos con el peruano Edwin Talaverano y con Juan Cruz Villagra, formalizó ahora su relación con Ortega Pavón, en una dupla que ya consiguió innumerables victorias juntos. Sólo esta temporada, el profesional y la caballeriza alzaron las copas de los clásicos Botafogo (G3) y Haras Argentinos (L), con Huapango Torero (Suggestive Boy) y Blue Stripe (Equal Stripes), respectivamente.

 “Hemos tenido mucha suerte en equipo y además es uno de los jinetes de confianza de Alfredo Gaitán Dassié y Nicolás Martín Ferro, nuestros principales entrenadores.”, contó al respecto de la novedad Fernando Fantini, manager de Pozo de Luna.

Por otra parte, la larga relación entre Gustavo Calvente y Juan Antonio llegó a su fin, con el jockey quedando a la vez como primera monta de Santa Inés, colores con los que ya también hace varios años trabaja, aunque en etapas y con idas y vueltas, pero siempre con éxito.

Desde 2014 Calvente y Juan Antonio hacían una yunta de renombre, habiendo ganado juntos carreras de G1 con Eragón (Offlee Wild), Santillano (Easing Along), Le Perseverant (Emperor Richard), Don Chullo (Footstepsinthesand), Positive Mind (Equal Stripes), American Tattoo (Not for Sale) y Grecko (Not for Sale), sin olvidar el último Longines Latinoamericano (G1) con Tetaze (Equal Stripes), del que la divisa de Roberto Vignatti es copropietario junto con Bingo Horse. A propósito de Tetaze, no será conducido por Calvente en el Otoño (G2) del sábado próximo, como era la idea de Roberto Pellegatta, el entrenador. El propio jinete explicó que veía mejor la monta fuera de un colega una vez finalizada su relación con Juan Antonio.