La notable potranca de Coolmore enfrentó por primera vez a las mayores y las destrozo en el Darley Yorkshire Oaks (G1), durante el día 3 del Ebor Festival en York, Inglaterra

YORK, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Snowfall no gana carreras, destroza rivales. Como en el Epsom Oaks (G1) y como en el Irish Oaks (G1), la fantástica potranca de Coolmore volvió a triunfar en un G1 fuerte por varios cuerpos, ahora dando la nota en el siempre trascendente Darley Yorkshire Oaks (G1-2400 m, césped bueno), que este jueves aportó el paso más trascendente dentro de un muy atractivo día 3 en el Ebor Festival de York.

En el primer enfrentamiento con las mayores de su campaña, la hija de Deep Impact y la gradual Best In the World (Galileo) ratificó su gusto por la milla y media, venciendo como si tal cosa y por 4 cuerpos a Albaflora (Muhaarar), sorpresiva escolta ante la baja performance de Wonderful Tonight (Le Havre), gran enemiga de Snowfall en los papeles pero que quedó sólo cuarta y cortando una seguidilla de victorias.

Impresionante fue la actuación de la gran favorita, que vino galopando en la anteúltima posición mientras su compañera La Joconde (Frankel) salía a moverse como pacemaker. No hubo modificaciones importantes en el desarrollo hasta que llegó el largo derecho local, con Wonderful Tonight moviendo temprano y dominando por la derecha, mientras Ryan Moore arribama a Snowfall por el centro.

Fue poesía en movimiento la zaina preparada por Aidan O’Brien, que alcanzó y pasó de largo, abriendo ventajas con una facilidad asombrosa y sin que su jockey debiera apelar a la fusta. Con brazadas largas y potentes, Snowfall liquidó el pleito tras impactantes 2m26s61/100.

“Los jefes decidirán ahora la carrera previa que tenga al Arco, que puede ser en el mismo Longchamp o en Leopardstown. Si St Mark’s Basilica compite en Irlanda, ella podría ir a Francia. Ha mejorado muchísimo, ganando peso y pasando de ser una nena a una potranca muy madura. Se mueve muy relajada, muy profesional y Ryan me comentó que remató muy fácil; es lo que suele hacer, acelerar casi naturalmente. En 2020 había tenido algunos temas pero trabajamos para mejorarlos y aprendió. Se comporta como una potranca mucho más grande de la edad que tiene”, resumió O’Brien, fascinado con la actuación de Snowfall.