A pocas horas de haberse anunciado que pasaría por alto el Belmont Stakes (G1), el potrillo de Godolphin sufrió hoy una fractura en la caña de su mano derecha

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- El proceso selectivo para los productos en los Estados Unidos sufrió hoy una baja muy dolorosa. Después de un trabajo sobre 800 metros realizado esta mañana en la pista principal de Keeneland, un estudio veterinario y los posteriores rayos X indicaron que el potrillo Maxfield había sufrido una fractura condilar sin desplazamiento en la caña de su mano derecha.

La noticia fue confirmada por Godolphin en sus redes sociales, a sólo unas horas de que se anunciara que el hijo de Street Sense no iba a correr el Belmont Stakes (G1) para animar el Toyota Blue Grass Stakes (G2) pensando en el Kentucky Derby (G1), carreras que ahora también se perderá, lógicamente. 

“Es muy decepcionante, por supuesto, pero estamos muy agredecidos de que la lesión de Maxfield no fue peor y podemos esperar a verlo de nuevo en acción la próxima temporada”, comentó, con semblante bajo, Jimmy Bell, Presidente y CEO de Godolphin aquí.

El zaino preparado por Brendan Walsh venía de ganar reprisando en muy buena forma el Matt Winn Stakes (G3) de Churchill Downs, luego de una inactividad de siete meses. A los 2 años, tras vencer en el Claiborne Breeders’ Futurity (G1), aparecía como uno de los candidatos para el Breeders’ Cup Juvenile (G1). Sin emmbargo, durante la semana previa se descubrió un chip por lo que quedó al margen de tan importante evento, debiendo ser operada para su remoción.

Maxfield era la gran esperanza de Godolphin para poder ganar por primera vez en su historia el Kentucky Derby, completando semanas de emociones para todos los gustos, pues la divisa venía de ganar la Poule d’Essai des Poulains con Victor Ludorum (Shamardal) y el Coronation Cup Stakes (G1) con Ghaiyyath (G1), y de sufrir la inesperada derrota del campeón Pinatubo (Shamardal) en las QIPCO 2000 Guineas (G1) inglesas, donde concluyó tercero.

Con la baja de Maxfield el proceso selectivo para los potrillos en el norte sigue perdiendo figuras en cantidades industriales, una situación que la que el atraso en las carreras de la Triple Corona por la pandemia de Covid-19 viene jugando papeles importantes.

Hace tan sólo unas semanas se conocía el retiro definitivo de las pistas del talentoso invicto Nadal (Blame), también tras una lesión, y hace horas nomás Charlatán (Speightstown) quedó al margen de la serie por otro tema de salud.

Así las cosas, el camino tiene ahora como figura máxima al invicto Tiz the Law (Constitution), que sigue sin problemas hacia su presentación en el Belmont Stakes. Aunque, como viene la mano…