Se jugó por encima de los 13,5 millones de pesos en La Plata, la potranca y el potrillo, destacados

LA PLATA.- Comenzó julio y la mejor noticia es que los bolsillos del hípico aparecen recargados. Después de los más de 16 millones de pesos que pasaron por ventanilla el miércoles en el Hipódromo de San Isidro, la reunión de este jueves en el Bosque ratificó la suba, apostándose un total de 13.502.987 pesos al cabo de 14 competencias comunes, la cifra más elevada para un día de semana en lo que va del año.

Ya desde hace más de un mes podía apreciarse una suba en la materia, siempre tan importante para la economía hípica, pero lo mejor es que se vaya acentuando, también, de la mano, con un clima algo más favorable a nivel país, propio de una etapa electoral y en la que se inyecta dinero por lógica.

La fecha sureña tuvo dos pruebas para ejemplares de 3 años ganadores que se robaron la mayoría de las miradas. Primero fueron las potrancas las que salieron a escena de la mano del Premio Kaltana (1000 m, arena), donde Genovesa Key cumplió una labor sensacional para mantener su invicto al cabo de dos salidas. Conducida por Cristian Velázquez, la hija de Key Deputy y La Toscana Cat (Easing Along) reservada de El Alfalfar tomó la punta al partir y se dedicó únicamente a sacarle diferencias a sus rivales, cruzando el disco con 8 cuerpos de ventaja sobre Apachetta (Arándano En Boca), al cabo de estupendos 58s95/100.

Un ratito más tarde llegó el turno de los potrillos y del Premio Roar (1000 m), donde las palmas se las llevó Minowil (Emperor Richard y Mi Guayaca, por Incurable Optimist, Maximino Herroz y Wilfredo D. Hiriart), que apareció en escena en la recta, dominó por los 100 metros y terminó batiendo por 2 1/2 cuerpos a Assurance (Angiolo), deteniendo el cronómetro tras 59s88/100, casi un segundo más lento con respecto al tiempo de Genovesa Key.