Diez carreras de Categoría Alternativa y una “libre” para ganadores de 6, 7 y 8 años componen la oferta del día, con premios que pagan dos meses de cuida…

Feo el tiempo de este miércoles… Nublado y hasta lluvioso dice el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), cuyos especialistas lidiando con nubes, vientos y tormentas de todo tipo, la tienen más sencilla que los aficionados que se animen a probar suerte esta tarde en el Hipódromo de San Isidro… Duró lo que un lirio ese espejismo de que las citas norteñas de entresemana podían llegar a elevar, como norma pospandémica, su nivel por encima de la media histórica que los signa como un combo de lotes impredecibles, premios baratos y apuestas caras… Y todavía ni siquiera se puede entrar a ver los caballos, un lujo reservado en estos días a Palermo y en menor medida a La Plata, donde siguen vedando el acceso a las tribunas y la “voz del estadio” insta a “higiniezarse frecuentemente las manos”, cuando solo se habilita un baño, o dos en el mejor de los casos, para los mismos centenares de habitués…

En fin, la tarde de este miércoles en San Isidro arranca a las 13 y de sus once cotejos diez pertenecen a la Categoría Alternativa (CA), con la restante competencia que bien pudo ser handicap devaluada a condicional de veteranos de 6 años y más edad, ganadores de tres o más carreras, y 99 mil pesos al vencedor… No llegó a los 100, exactamente 99 mil pesos, a cuyo propietario le quedarán 70 mil, es decir que, ganando, habrá cubierto dos meses de cuida. Tal vez menos, si se cuenta lo que cuestan los viajes…

La verdad, cada uno de esos “patrones” merecería un clásico con su nombre, porque son el ejemplo más puro de amor al turf que pueda verse en estos días, trajinando rutas y canchas, muchas veces al límite del esfuerzo físico y familiar, para luchar por dos meses de cuida. Ciertamente, hacerles un monumento a cada uno, es poco.

En ese Premio Miss Carry Step (1200m, arena) del quinto turno, haremos fuerza con “Las Brujas” para que Wave Seattle (Seattle Fitz) (foto) pueda cobrarse revancha del platense Vilano Joy (Fortify), que lo superó hace poco en el Handicap Zanoni (1200m, arena), cotejo similar pero entonces con cincoañeros manteniendo mínimo nivel jerárquico y una primera chapa de 169 mil pesos…

Bien, sigamos, Vilano Joy llevará casi el mismo plomo (54 kilos) y por supuesto vuelve a ser bravo, pero preferimos darle el segundo escalón de la fórmula al grandote Saint Runner (Star Runner), que viene amagando y amagando con volver a mostrar los dientes, y un día de estos sale adelante como en aquellos tiempos en que lo cuidaba el inolvidable Héctor Sueldo y los masacra… Nunca fue el mismo luego del largo parate del año pasado, pero viene dando “señales” y en cualquier momento los ejecuta sin compasión, para alegría de la familia Crespo ahí en Cortines.

Y el tercer escalón de la fórmula se lo asignamos al fogoso Pembe Savanna (Mount Nelson), en su última salida chapeando en severo duelo rosarino ganado por el eterno Man To Man (Lizard Island), ya ganador de 12 y dueño de la pelota en el Independencia, a tono conque allí cerca queda la cancha de Newell’s. Y ya que hablamos de rosarinos, ojo con Shamgar (Ctacher In The Rye), intrascendente en la última ante otro veterano de oro como Endler (Cima de Triomphe) en Palermo, pero el carioca que lleva 100 carreras de ventaja en la estadística volvió a decir “lo corro yo”, así que es otro peligroso, y cerramos con la atropellada del bueno de Equal Secreto (Equal Stripes), que vendrá abierto con Wilson con ganas de pasar de largo…