El jockey brasileño cayó en la inicial y en el cierre rodaron Martín La Palma, Leandro Galdeano y Fabio Riquelme

Racha fea la que atraviesan los jinetes en la Argentina y que este viernes en Palermo sumó dos nuevos capítulos. Tras la impresionante cuádruple caída que se vivió el miércoles en el Hipódromo de San Isidro, la fecha en el Argentino dejó dos nuevos accidentes.

En la primera carrera, sobre el césped, montando a Racconto (Freud), José da Silva cayó de su silla ante un movimiento brusco del ejemplar en cuestión tras golpear la empalizada y en el revolcón sufrió la fractura de su muñeca izquierda.

La ambulancia actuó de inmediato y se procedió a inmovilizar la zona en la que el brasileño manifestaba dolor, siendo trasladado a la Clínica Bazterrica, donde se confirmó la lesión. El lunes será evaluado por un especialista y entre martes y miércoles sometido a una operación para reparar la zona, según el informe ofrecido por el Dr. Octavio Arakaki, del servicio Médico de Palermo. El profesional se retiró a su domicilio concluidos los exámenes.

Luego, en la última competencia, se produjo otra espectacular caída. cuando Happened In Spring (Greenspring) pareció pialarse en las patas de un rival, cayendo de inmediato y dando por tierra con Martín de Palma, el mismo que había sido protagonista el miércoles de la caída múltiple en San Isidro. Ni Roman Raza (Roman Ruler) y Di Sardegna (Zensational) pudieron esquivarlo, con Leandro Galdeano y Fabio Riquelme en sus respectivas sillas.

A última hora se supo que, en principio, ninguno de los tres profesionales registraba problemas de consideración, aunque continuaban realizándoles análisis en la Clínica Bazterrica.

Jorge Ricardo sigue internado

Por otro lado, el Hipódromo de San Isidro actualizó el parte sobre la salud de Jorge Ricardo, que cayera el miércoles en el Norte. El ídolo brasileño continúa internado en la sala de terapia intensiva de la Clínica de la Trinidad para un control total de su salud. Su evolución es favorable y dentro de los parámetros lógicos y por el momento no está programada ninguna cirugía, aunque aún no ha sido descartada. El jockey se muestra con algo de dolor, pero de buen ánimo.