El hijo de Hurricane Cat superó por 1 cuerpo a Tooru en el Clásico Austria (L), con Lawson llegando en la tercera posición

Las buenas vibras que venía dejando últimamente Pablinho (57 1/2 kg.) encontraron este miércoles en el Hipódromo de San Isidro un momento de felicidad máxima con su triunfo en el Clásico Austria (L-1400 m, césped), la prueba más importante de la tibia jornada del miércoles, donde aún resonaron los ecos tras la entrega de las Distinciones Carlos Pellegrini.

Roberto Pellegatta y Juan Saldivia entrenan en Palermo, y tienen en esa pista su fuerte; sin embargo, de un tiempo a esta parte vienen ganando más seguido en el norte, donde el hijo de Hurricane Cat es una de sus banderas. Si bien venía de un séptimo en el Clásico Horacio Bustillo, antes había hilvanado una serie de arrimes en el nivel superior que anticipaban lo que en cualquier momento iba a llegar. Y llegó.

No era una carrera fácil el Austria, sobre todo por la presencia del talentoso Lawson (Le Blues, 58 1/2), que aparecía como máximo candidato en la previa, pero no pudo volver al triunfo y sufrió un nuevo revés, el segundo de su campaña, llegando tercero detrás del crédito del Stud Garabo y del tordillo Tooru (Lizard Island, 58).

Con el cada vez más afirmado Kevin Banegas, desde hace un tiempo uno de los jockeys parte del equipo de Pelle y Juan, Pablinho vino siempre cerca del puntero Fantastic Planet (Heliostatic, 59), al que comenzó a presionar al abandonar la diagonal.

Ya en la recta, no tardó en dominar el zaino criado en el Haras El Mallín, que rápido abrió amplias diferencias y se encaminó sin problemas hacia el disco. Tooru atropelló fuerte y descontó hasta ser segundo, con Lawson parejeando en el derecho completando la trifecta, mejorando respecto de su salida anterior, pero aún dejando caras largas entre sus allegados. El favorito Alberto de Mónaco (Bodemeister, 57) fue sólo sexto, y entre las decepciones quedó también Don Latido (John F Kennedy, 56), de actuación algo rara, pues siempre pareció perdido, como en otra cosa.

Pablinho, nieto de la generosísima Riberina (Ringaro), estableció un tiempo de 1m22s46/100 y ahora suma 5 triunfos en 14 presentaciones.