Después de ganar el Pellegrini de 2017 con Puerto Escondido, apuesta grande con Indio Hipólito

Viernes por la mañana, terminado el trabajo en la cancha, Pablo Sahagián emprende el camino hacia la peluquería. “Te vas a poner lindo para la foto”, lanza el cronista. “Ojalá, es la idea”, contesta a las carcajadas el cuidador. Horas de expectativa para el querido “Turco”. Tiempos en los que los recuerdos del triunfo alcanzado hace doce meses en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) con Puerto Escondido (Hurricane Cat) se mezclan con las ilusiones renovadas que le genera la presentación de Indio Hipólito (Indygo Shiner) en la gran carrera de este sábado en San Isidro.

Por tercera temporada seguida Sahagián tendrá uno de sus caballos en la carrera más importante del año, y no duda un instante en decir: “Si estuviera Puerto Escondido los ahorcaba a todos”, siempre con simpatía, medio en broma, medio en serio. Reconoce que es un lujo volver a tener en el Pellegrini uno de sus créditos con opción, y después ya se mete de lleno en las posibilidades del defensor del Stud Facundito.

“Siempre le tuvimos un gran concepto, pero tuvo problemas y eso evitó que antes se destacara. Ahora está  muy bien y sano y su carrera en la Copa de Oro fue espectaclar. Se entendió muy bien con José da Silva, su jockey, porque necesita un hombre con mucha fuerza arriba, es de esos a los que de los 500 al disco los tenés que empujar con alma y vida”, explica, confiado en el zaino y en el brasileño.

En un análisis más global de lo que será el Pellegrini, explica: “Creo que hay que ganarle a Sixties Song (Sixties Icon), al que vi muy recuperado. Pero la cancha va a estar complicada y con tanto caballo el tráfico va a ser fundamental. Indio Hipólito es de correr la carrera y no le vamos a cambiar la modalidad, puede ayudarlo ante un panorama así. Incluso, ya ganó en el barro de San Isidro, pero veremos cómo se siente mañana”.

Para el “Turco” será un sábado de mucho trabajo, pues un rato antes del Pellegrini jugará otra de sus “balas” en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1), donde presentará al promisorio 3 años Southern Horse (Roman Ruler), como Indio Hipólito, del Stud Facundito. “Sigue bien y, si bien le falta oficio, va a ser peligroso. El secreto está en la largada, porque todavía la erra un poco, se tuerce y busca para adentro. El día del Maipú me olvidé de borrarlo y por eso lo corrió, ¡y le fue bárbaro! Tiene demasiada calidad, no parece un caballo de la corta y creo que será su última actuación en la recta, al menos por ahora. El año que viene vamos a tratar de tenderlo, paso a paso, pero buscar más distancia. Cuidé a un velocista tremendo como Asset (Salt Lake), pero Southern Horse es mejor, más llegador; Asset tenía 800 metros que era un infierno, pero agarraba el trote de ahí al disco”, redondea el cuidador, siempre apelando a vueltas plenas de simpatía. 

Sahagián va por su segundo Carlos Pellegrini y con Indio Hipólito tiene esperanzas. Quizás, esa ida a la peluquería termina siendo toda una premonición…

Diego H. Mitagstein