La hija de Seattle Fitz superó a Star Austral para quedarse con el Clásico Ramón Biaus (G2)

Paddock Seattle ya había tenido su “graduación jerárquica” en La Plata, cuando el año último se quedó con el  Clásico Diego White (G3). Luego se llevó un gran tercer puesto en el  Selección (G1) del bosque, y un valioso cuarto lugar en el homónimo palermitano. Ya como yegua adulta, la zaina criada por el Haras Firmamento había “pegado en el palo” en los Clásicos Correa (G2), en el Casares (G2) y en el Chile (G3), pero en la tarde del lunes se “sacó la mufa” y llevó su chaquetilla verde y blanca a lo más alto al cabo de los 2200 metros del Clásico Ramón Biaus (G2), en la arena del Hipódromo de Palermo.

El jockey paraguayo Eduardo Ortega Pavón la llevó contemplada durante la mayor parte del recorrido, en el fondo de un lote breve de 5 participantes y que viajaba -de la primera a la última- en no más de cuatro cuerpos. Ya en la recta final, Orteguita mantuvo por dentro a su conducida hasta que en el palo de los 400 metros finales pudo encontrar un lugar algo más abierto para emparejar a las punteras y dominar con autoridad a Star Austral (Cosmic) en la última cuadra de competencia.

El espejo terminó marcando un cuerpo y medio a favor de la nieta materna de Thunder Gulch que abonó $ 1,70 a ganador y empleó 2m17s26/100 para las 22 cuadras de arena seca, una marca discreta, pero aceptable.

Paddock Seattle alcanzó el segundo éxito de grupo de su campaña y aumentó su cosecha a cuatro conquistas, ratificando su pertenencia al grupo de las mejores fondistas de la actualidad en tierra. En Palermo logró el éxito por los que tantos puntos había sumado últimamente, sacó chapa de yegua importante y ahora habrá que ver si regresa al pasto ante la cercanía del Gran Premio Copa de Plata (G1).

Adrián Domínguez

En colaboración con

www.infoturf.com.ar

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=N7dsznuY4hg[/embedyt]