Los handicaps Borobetá y Pure Prize serán centrales, aunque también habrá varias condicionales interesantes

La temporada 2020 llega a su fin esta tarde en el Hipódromo Argentino de Palermo, que preparó una jornada sumamente entretenida, con dos handicaps como pruebas centrales, pero también una serie de condicionales de proyección, 2 años incluídos.

El Borobetá, planteado sobre 1200 metros en la arena y para yeguas desde los 4 años, ganadoras, tiene una referencia fuerte en la generosa Out of Key, que ahora buscará seguir sumando triunfos con pesadísimos 63 kilos en su silla. La hija de Stay Thirsty del enrachado Stud La Frontera viene de vencer en esta misma pista en el Handicap Farsalia, y antes había hecho suyo en La Plata el Especial Haras Argentinos.

Acostumbrada a llevar lastre importante en su silla, Out of Key tendrá varias rivales peligrosas por enfrentar, tal el caso de Indómita Seattle (Seattle Fitz, 62), otra de las más pesadas y que en su última gestión prevaleció de un extremo al otro en el Clásico Día de la Soberanía Nacional, por 5 cuerpos sobre Pura Diabla (Endorsement).

De larga y exitosa trayectoria, Asturiola (Angiolo, 61) acaba de reencontrarse con el éxito en el Handicap Tiny de San Isidro, y siempre tiene a mano una buena actuación para ofrecer; en parecida línea aparece Embozada Nistel (Van Nistelrooy, 57), que llevará menos peso que las anteriores. Reciente aceptable séptima ante los machos en el Clásico Ciudad de La Plata (G2), venía de imponerse en el Especial Club Hípico de Santiago, siempre en el Bosque.

Entonadas desde las condicionales arriban Sky With Stars (Equal Stripes, 58) y Me Inspira (Orpen, 57), a las que inexplicablemente se igualó en los kilos con yeguas de ya probadas aptitudes en este nivel, sin olvidar que Grand Splendid (Grand Reward, 56 1/2) es otra de experiencia amplia y que Estadista Rate (Exchange Ratem, 56 1/2) sabe lo que es correr carreras complicadas.

Un ratito más tarde llegará el Handicap Pure Prize, con 1600 metros de recorrido en la arena y para caballos desde los 5 años, ganadores. Allí vuelven a medirse Don Desatino (Mount Nelson, 59), El Refusilo (Cima de Triomphe, 55), Gallo Emplumado (Hurricane Cat, 57) y Narrow Beach (Treasure Beach, 57), los cuatro primeros clasificados en el Handicap Val D’Or, hace tres semanas en la arena de San Isidro.

Titular gradual, Classic Rye (Catcher In the Rye, 60) está dando señales de querer parecerse al de sus mejores tardes, tal como ocurrió a fines del mes último en el Clásico Embrujo (L) del norte, cuando escoltó desde 5 cuerpos a Rules Out (Roman Ruler).

Daniel Boone (Roman Ruler, 57), que en esta cancha a los 2 años ganó el Gran Premio Montevideo (G1) viene haciendo un campañón desde que cambió de colores y si bien enfrenta un reto duro, tiene buenas posibilidades de prenderse en la definición.

Ya en tierra de sorpresas, la recomendación pasa por echarle una mirada a Pari Passu (Star Dabbler, 55), que si hace memoria los puede tener en un arco.