Doble ganadora de grado, la hija de Lizard Island vuelve al ruedo tras casi 100 días y sobre 1800 metros en la arena

Jueves atípico con carreras en el Hipódromo Argentino de Palermo, donde quizás ya la lluvia haya llegado para aliviar un poco la tremenda ola de calor que acompaña a gran parte del país desde hace ya varios días. Serán 12 turnos por total, con la base del Handicap Tatán, que sobre 1800 metros medirá yeguas desde los 5 años, ganadoras, y por 2.000.000 de pesos para la ganadora.

Parejo el grupo de participantes, donde Paliza Salvaje es capaz de hacer pesar su amplia experiencia, después de 97 días sin competir. No por nada llevará el peso máximo de 59 kilos la hija de Lizard Island, que se despidió llegando cuarta de la potranca Equipada a Tope (Equal Stripes) en el Clásico Ramón Biaus (G2) y que entre sus tabuladas guarda victorias en los clásicos Hipódromo Independencia de Rosario (G3) y Miss Loren, además de varios arrimes en pruebas bravas.

Por dentro arrancará Che Bailarina (Greenspring, 52 1/2), livianita en los kilos y atravesando un momento casi óptimo, con 2 triunfos al cabo de sus 3 apariciones más recientes, en la última de ellas batiendo por 3 cuerpos a Golden Jubilee (Endorsement, 52), que luego venció a Genoussi (Ssafety Check) en San Isidro, y con la que ahora se volverá a enfrentar.

Para Muy Maga (Cima de Triomphe, 57 1/2) es una excelente oportunidad de confirmar que su victoria por sobre Rezongar (Safety Check) en el Handicap Saint Simon no fue una sorpresa; en tanto, Katerine (True Cause, 58) se quedó aquí con el Handicap Marina Lezcano batiendo a Che Evasora (Greenspring), de la que luego llegó quinta en el Clásico Los Criadores (G2) de La Plata.

Joy Mirenla (Fortify) quiere rehabilitarse y parecerse a la que supo ganar el Clásico Jockey Club de Rosario (G3), y Ni La Ven (Qué Vida Buena, 54) puede sorprender.