El hijo de Qué Vida Buena se impuso de punta a punta, distanciándose con mucha facilidad en la recta, sobre pista fangosa

LA PLATA.- Contundente, Pan y Circo tuvo un brillante regreso al Bosque después de un placé en la arena de San Isidro, quedándose este martes con el Clásico Asociación Bonaerense de Propietarios de Caballos de Carrera (G3-1200 m), disputado sobre pista fangosa, y que lo ubica al tope del ranking en la velocidaad local.

El tordillo fue implacable, jugándose desde temprano como siempre, para ratificar no sólo su regularidad, sino su clase. Con Juan C. Villagra en las riendas, vino peleando al frente con Atrevido Electric (Electricity), bajo parciales de 24s41/100 y 47s63/100.

Cuando llegó el derecho se afirmó junto a los palos, disparó y le puso candado a su victoria, desprendiéndose sin hacer un esfuerzo pleno hasta alcanzar la meta con 5 cuerpos de ventaja sobre el potrillo Llaullín (Lucky Island), que después de casi medio año se reintregó a la acción con una buena labor. A medio largo más, el veteranísimo Surfing Boy (Hurricane Boy) fue tercero, con el pescuezo delante de Amigazo Mak (Maktub), todo trs 1m13s40/100. 

De la cría del Haras Don Florentino, defendiendo los colores del Stud JCV y preparado por Humberto Benesperi, Pan y Circo sumó su sexta victoria al cabo de 17 salidas, tercera clásica, pues antes había triunfado en el Uberto F. Vignart (G3) y en el Emilio Casares (L).

A la hora de las declaraciones post victoria, Juan Cruz Villagra comentó ante el micrófono de Daniel Sinegub y de la transmisión oficial: “Es un caballo muy corredor y en esta distancia se hizo bien. Le cuesta agarrar el ritmo, pero cuando lo toma lucha siempre y va para adelante. La cancha está muy brava y decidimos ir por dentro que la veíamos un poco mejor”.

Por su parte, Humberto Benesperi agregó: “Pan y Circo es de jugarse desde la suelta, pero por suerte está con ellos. El otro día se nos había ido algo en los kilos, porque tiende a engordar, y le tocó perder, pero ahora volvió a la forma en que a mí me gusta y ganó. Cuando uno tiene caballos las posibilidades son mejores, y si son buenos te hacen un buen cuidador”.

Pan y Circo fue contundente, sumó otra victoria y ahora está al tope entre los sprinters platenses.