Atractivo panorama el que aguarda esta tarde en el Bosque con los 1200 metros del Clásico Emilio Casares (L)

LA PLATA.- Los velocistas volverán a ser figuras en el Bosque, ahora de la mano de una nueva edición del Clásico Emilio Casares (L), que sobre 1200 metros de arena posiblemente pesada enfrentará caballos desde los 3 años y bajo escala de peso por edad.

Linda carrera se aguarda, con varios ejemplares atravesando un buen momento y promesa de lucha desde el mismo salto. Hace sólo 28 días, Pan y Circo (Qué Vida Buena) (foto) derrotaba por 1 cuerpo al potrillo Amigazo Mak (Maktub) en el Clásico Uberto F. Vignart (G3), y ahora vuelven a enfrentarse.

El desarrollo jugará otra vez un papel fundamental para ambos. Pan y Circo volveerá a intentar mostrarse al frente desde temprano, y ahora no tendrá una Elveda (Manipulator) que lo obligue a acelerar de más, por lo que Amigazo Mak deberá tener una postura más activa para no dejarlo venir floreando.

A sólo unas horas de su victoria en el Clásico Panamá, Fancy Model (Lizard Island) va por más, agrandado al máximo y tratando de sacar provecho de su enorme experiencia, mientras que para Bloodshot (Qué Vida Buena), el otro 3 años del lote, la idea es volver a la senda de los éxitos lindos, tras no responder en 2 labores porteñas.

Aquí, destrozó al mismísimo Parana Miní (Winning Prize) para llevarse el Clásico Jockey Club de Azul (L) y corriendo adelante con firmeza desde el salto, un dato para nada menor si se tiene en cuenta que puede ser el que le plantée lucha a Pan y Circo. De regreso al Sur, pinta para uno de los grandes candidatos.

Otro de enorme experiencia es Hit Tifón (Hit It a Bomb), vencedor de Yacaerán (Santillano) en el Especial Vitelio y luego estupendo cuarto de Torino Kiin Ha (Señor Candy) en el Clásico Ciudad de La Plata (G2), apenas por detrás de Pan y Circo, que ese día fue tercero.

Y quedan las presencias de Es Campero (Il Campione), que acaba de sumar su cuarta conquista en lo condicional, y de Retracto (Equal Talent), cuarto en el Vignart y siempre listo para sorprender. Eyes Have It (Il Campione) completa el lote, aunque un escalón por detrás.