La potranca que fue segunda en el Beazley (G2) de 2019 se impuso por 11 cuerpos sobre 1800 metros, como parte del triplete de Francisco Leandro

La pista de arena del Hipódromo de Palermo estuvo bravísima este lunes, y directamente imposible para muchos de los caballos que compitieron. Como suele pasar en esta época y bajo esas condiciones de tierra suelta, muchos cierres fueron desahogados, con ejemplares que se adaptaron bien y otros que sufrieron mucho, llegando literalmente “desmayados”.

A la potranca Cita di Río no parecieron complicarla las circunstancias, pues tuvo una actuación notable para quedarse con el Premio Crazy Party, para 3 años titulares de una victoria y sobre extenuantes 1800 metros.

Escolta de Ever Beautiful (Exchange Rate( en el Clásico Francisco J. Beazley (G2) de 2019, la hija de Equal Stripes retomó confianza después de bajar un tanto la guardia en el Gran Premio Selección (G1) y en el Clásico Marcos Levalle (G2), venciendo ahora de un extremo al otro y separándose con muchísima facilidad en el derecho hasta cruzar la meta con 11 cuerpos de ventaja sobre Cocoa Dream (Galicado), que salvó el placé por apenas el pescuezo ante la atropellada de Black Silks (Lizard Island).

Reservada del Haras Santa Elena, y al cuidado de Marcos Roberti, la zaina estableció una marca de 1m51s95/100, muestra contundente de las dificultades que mostró la pista. En su montura se lució el brasileño Francisco Leandro, que volvió a casa con otro triplete bajo el brazo.

Otro dato fuerte fue la recuperación del linajudo American Dad, pues tras haberse estrenado con una gestión anodina, pasó de largo en el final del Premio Embrujo (1200 m, arena) para abandonar en su segunda salida la última de las categorías.

Criado en La Pasión y propiedad de la caballeriza La Dolfina Valiente, con la que tiene que ver el polista Adolfo Cambiaso, se trata de un hijo de Easing Along y la estupenda American Whisper (Quiet American), por lo tanto, hermano materno de los G1 Mystery Train (Not for Sale), American Song (Stripes Song) y American Tattoo (Not for Sale).

La fecha dejó un saldo económico positivo, pues la recaudación trepó hasta los 19.128.162 pesos, al cabo de sólo 132 competencias.