El jockey tuvo paciencia sobre la yegua de San Benito para aprovechar el ritmo vertiginoso que tuvo el Jubilosa

La fase de crecimiento para Doña Zas experimentó en el lunes de Palermo un nuevo paso. Reservada de San Benito, fue imparable de los 300 metros al disco para quedarse con el Especial Jubilosa (1200 m, arena), la carrera que acompañó al Clásico Diamond Jubilee dentro del marco jerárquico del lunes porteño.

La hija de Orpen y Doña Lanzada (Intérprete) aprovechó de la mejor manera el vertiginoso ritmo que propusieron al frente Donna Bella (Lizard Island), Brillada Sale (Not for Sale) y Foto Graciosa (Manipulator).

Inteligente, el jockey Fabricio Barroso esperó todo lo que pudo con Doña Zas, al tiempo que, ya en la recta, Brillada Sale sacaba ventajas pegada a los palos. Se cansó la yegua de Ana Ruth y abierta volvía Foto Graciosa. Pero, una vez que se embaló, la pupila de Carlos D. Etchechoury pasó de largo.

En el disco, fueron 2 los cuerpos que la separaron de Foto Graciosa, de meritoria labor, con Brillada Sale en tercero a otros 4, quedándose mucho. El excelente tiempo de 1m8s42/100 habla de las exigencias que tuvo la carrera.

Con 4 años recién cumplidos, Doña Zas ya acumula 4 primeros puestos -todos sobre 1200 metros…- en 9 actuaciones, habiendo fallado sólo cuando probó fortuna en el kilómetro. Tiene todo el futuro por delante la zaina, que en la maduración natural que da el tiempo podrá pensar en ampliar sus horizontes hasta las 14 cuadras o la milla, mucho más si es capaz de correr tan tranquila como en el Jubilosa.