La hija de Wild Event ganó por fin el Clásico América (L) sobre el césped de Maroñas y alcanzó la mejor victoria de su despareja campaña

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Lisarb no es precisamente un canto a la regularidad, pero, cuando está de buenas, siempre tiene a mano una actuación disfrutable, como ocurrió este domingo, con la yegua del Stud Musa ganando sobre el césped del Hipódromo de Maroñas el Clásico Améric a(L), sobrfe 1400 metros, la misma prueba en la que hace 12 meses había terminado sólo décimo segunda entre 14, y que en 2019 la tuvo como escolta a la cabeza de Inalcanzada (British Medium).

La tercera fue la vencida entonces para la hija de Wild Event e Istar (Tokatee), criada en Brasil por el Paulo Neri de Lima Bergamo, que, un tanto olvidada en las apuestas, superó por cómodos 3 cuerpos a Le Pain Quotidien (T.H. Approval), mientras la favorita Flora Gambo’a (Kodiak Kowboy) naufragaba en una tímida quinta colocación.

Con Carlos Méndez en sus riendas volviendo a los discos clásicos aquí tras tres años y medio (dato aportado en Twitter por el colega Germán Boiso…), Lisarb demoró prestos 1m21s38/100 para cubrir la distancia sobre cancha seca y ahora su campaña habla de 4 primeros en 23 presentaciones, aunque tres de ellos fueron en el plano jerárquico, pues antes venció en el Handicap Especial José S. Riestra y en el Clásico Andrés Ramponi Lorda.