Tras su cuarto lugar en el Champions Stakes (G1) de Ascot, el hijo de Make Believe pasará a cuarteles de invierno

NEWMARKET, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Después de que hace unos días nomás se clasificara sólo cuarto en el QIPCO Champions Stakes (G1), en Ascot, se especulaba con la posibilidad de que el crack Mishriff cruzara el Atlántico para animar alguna de las pruebas de la Breeders’ Cup en Del Mar. Sin embargo, en las últimas horas John Gosden, su entrenador, desestimó esa idea y comunicó que el hijo de Make Believe descansará algunas semanas para volver a la competencia la próxima temporada.

Ganador en 2021 del Juddmonte International Stakes (G1) de York, del Dubai Sheema Classic (G1) en Meydan, Emiratos Arabes Unidos, y de la Saudi Cup, en Arabia Saudita, el zaino podría haber corrido o el Breeders’ Cup Turf (G1-2400 m, césped) o el Breeders’ Cup Classic (2000 m, arena).

«Mishriff necesita un poco de descanso. Uno tiene que estar un cien por ciento feliz si está haciendo las cosas bien, y el caballo ha tenido un año bastante ocupado», contó el preparador al periodista Steve Andersen para Daily Racing Form.

Gosden tuvo una semana bastante particular, pues uno de sus caballos dio positivo de Ketamina cuando ganó en Newbury hace algunos meses, por lo que el preparador fue multado con 500 libras, pues el panel disciplinario aceptó que podría haberse tratado de una contaminación por el uso «recreativo» de esa droga del peón del ejemplar en cuestión.