El tordillo vuelve a ser figura en Azul y ahora va por el Clásico Miguel de Cervantes Saavedra

AZUL.- Domingo “fuera de borda” el que se vivirá en el Hipódromo de Azul, donde el tordillo Príncipe del Desierto buscará quedar a un paso de alzarse con la Corona Cervantina en su versión de 2019. El hijo de Consistent tratará de seguir la serie en el Clásico Miguel de Cervantes Saavedra (2000 m, arena), tras quedarse con el Festival Cervantino y el Bartolomé J. Ronco.

El desafío del aumento de la distancia es importante para el pupilo de Roberto Serjen, que le dará revancha a Il Gelato (Lizard Island) y Koroy (Mad Speed), segundo y tercero, respectivamente, en el Ronco, aunque a lejanos seis cuerpos del ganador y separados entre ellos por apenas media cabeza.

La jornada, como es costumbre, estará decorada con entretenimientos para toda la familia, recitales, ferias, en el cóctel que ubicó hoy por hoy al hipódromo bonaerense en un lugar importante.