La hija de Mutakddim aparece un paso adelante en el Handicap El Centauro, de esta tarde en la recta de Palermo

Segundo lunes de 2020 y segundo lunes con carreras en el Hipódromo Argentino de Palermo, que completará un raid de actividad potente. Con 13 carreras por delante y varios pozos con incrementos, lo más interesante llegará en el octavo turno con el Handicap El Centauro (1000 m, arena), para yeguas desde los 4 años, ganadoras.

Caballo sensacional el hijo de Sideral y Planetaria, titular del Carlos Pellegrini en 1963 y que brilló como padrillo en nuestro país, teniendo luego un breve paso por los Estados Unidos para culminar como un reproductor influyente en Japón.

A la hora de elegir candidatos, parece ser una buena oportunidad como para que Diosa Pampeana (Mutakddim, 57) se reencuentro con la victoria después de una “eternidad”. Desde mayo no cruza la generosa pupila de Omar Labanca, que arrimó lindo en sus dos salidas más cercanas, primero escoltando a la gradual Misty Spring (Greenspring) en el Handicap Trevisa y luego quedando tercera en el Handicap Hunter’s Moon ganado por South Prospect (Freud).

Después de un paso casi imparable por las condicionales, trepa de nivel Force Majeure. La hija de Manipulator, que llevará el peso máximo de 58 kilos, perdió debutando, pero después terminó adelante en cada una de sus tres labores posteriores. 

Impresionante el andar en La Plata de Holiday for Ever (Ever Peace, 57), que después de quedarse con el Especial Jockey Club de Mar del Plata ratificó su buena actualidad cediendo a 1 1/2 cuerpo de Angel del Tala (Manipulator) en el Especial Comisario Juan Vucetich. La zaina irá en yunta con Mili Emperatriz (Emperor Richard, 54) que, al menos en los papeles, no pasa de lance.

Después de vencer en el Clásico Tristeza Cat, en San isidro, Doña Angélica (Angiolo, 56) falló sorpresivamente  en el mencionado Especial Jockey Club de Mar del Plata, y ahora baja al kilómetro en pos de recuperarse.

Tiene buen nivel Beauty Dubai (E Dubai, 54 1/2), que es bien capaz de dar la sorpresa dentro de una carrera que pinta muy pero muy abierta.