Con Che Evasora en el Gran Premio Criadores (G1) llegó al ansiado triunfo de G1; en 2022, 2023 y 2024 lleva 19 triunfos clásicos

Por Simón Mitagstein

Hace muchos años que Patricio Losinno desanda su pasión por los caballos de carrera y por la cría, pero en los últimos tiempos su nombre estuvo vinculado con muchísimos triunfos clásicos. El más fresco de ellos es el que alcanzó Che Evasora (Greenspring) el 1 de mayo último en el Gran Premio Criadores (G1) de Palermo, pero sobran los ejemplos de los “Che”, como comienzan la mayoría de los ejemplares que nacen en su campo, que dieron que hablar en el terreno mejor rentado en tiempos cercanos.

Che Capanga (Manipulator), Che Maga (Violence), Che Secreto (Storm Surge), Che Marginal (Greenspring), Che Atorranta (Greenspring), Che Evasor (Greenspring), Che Invasor (Greenspring), Che Bellaco (Greenspring) fueron algunos de los caballos que aportaron discos importantes para Losinno.

En los números, sobre 28 triunfos de black-type por total para el criador, 19 se dieron entre 2022 y lo que va de 2024, datos que apoyan el comentario inicial.

“Criar caballos de carrera es una tradición familiar.. Mi abuelo, mi padre y ahora nosotros somos apasionados de esta actividad y llegar a poder vivir este tipo de triunfos es lo mejor que te puede pasar. También hay que tener suerte, como en todo, pero en nuestro caso privilegiamos el caballo por sobre todas las cosas. Hay una frase de mi viejo que dice que el que no sabe esperar, no puede tener caballos de carrera, esa es la regla número uno y tratamos de cumplirla. Esperamos todo lo que hace falta”, cuenta Patricio, con su tono cordobés de por medio.

Sobre su estructura, cuenta: “No somos de tener muchas yeguas, habrá unas 20 ó 22 en el campo. Tratamos de seleccionar lo máximo que se puede y criamos de la mejor forma dentro de las posibilidades que tenemos, tratando de que a los productos y a las yeguas nunca les falte nada”.

¿Cómo trabaja en la selección de los servicios? Dice Losinno: “Me adapto a lo que creo que es lo mejor para la yegua, la parte fenotípica es fundamental, también el pedigree, pero es importante buscar lo que necesita ella. Si requiere velocidad o tamaño, entre otros puntos que tenemos en cuenta”.

En la lista de los mejores caballos criados por Losinno pueden encontrarse muchos hijos del estupendo Greenspring (Orientate), sobre el que guarda un profundo agradecimiento: “Tuvimos el acierto de traerlo junto Eduardo Kehoe Wilson, y resultó un caballo muy generoso, que nos dio enormes satisfacciones, y seguro que lo vamos a extrañar, porque fue un padrillo espectacular. Ahora tenemos grandes expectativas de que se convierta en un gran abuelo materno, como lo son todos los caballos generosos. En el campo tenemos varias de sus buenas hijas, así que su legado va a ser importante”.

El turf es una actividad que siempre está obligada a mirar hacia adelante, y es por eso que Patricio ya sueña con su nueva gran esperanza como padrillo: “Ahora con Tommy Kehoe trajimos un padrillo nuevo llamado Gershwin, un Distorted Humor con la misma combinación de Fortify, y del que ya tenemos algunos potrillos muy lindos parte de su primera generación. También mandamos a servicio con Dabster (Curlin) por ejemplo, y con varios otros, buscando variedad”.

Con su triunfo en el Criadores, Che Evasora clasificó para correr el Breeders’ Cup Distaff (G1) de noviembre próximo en Del Mar, aunque la opción parece difícil de cumplir, ya que no está anotada en la serie. “Está difícil, hay que esperar que pase este momento. Es una yegua ya con 5 años, está grande, y hay que esperar que bajen los decibeles, ahora es tiempo de disfrutar lo conseguido”.

Patricio Losinno y su alta eficiencia como criador -hoy ocupa el décimo tercer lugar en la estadística del rubro- en el plano de los clásicos tuvo en el Criadores ese G1 que se venía postergando y que tanto merecía. Los Che siguen haciendo ruido.