El preparador brasileño aguarda con expectativas la presentación del caballo argentino de esta tarde en Churchill Downs

Poco después de las 5 de la tarde de hoy llegará el momento para el debut en las pistas de los Estados Unidos de una de las grandes esperanzas del turf argentino y sudamericano fronteras afuera. El doble ganador de G1 Imperador se mostrará sobre el césped de Churchill Downs, con ganas de seguir el camino que tan bien inició allí su “compañero” Ivar (Brz-Agnes Gold).

El mismo equipo que al Campeón 2 Años Macho de 2019 respalda al hijo de Treasure Beach, pues es propiedad del Stud RDI y el Bonne Chance Farm, es preparado por Paulo Lobo y será conducido por Joseph Talamo, ya muy afirmando en el circuito de Kentucky, hacia donde viajó hace ya algún tiempo.

La misión, obviamente, no es para nada sencilla, pero Lobo tiene varios motivos por los que esperar tranquilo el momento, aguardando una respuesta positiva de su crédito. En charla con Turf Diario, el profesional brasileño comentó: “El caballo está muy bien, habiéndo trabajado en gran forma, consistentemente, sin perderse ni una mañana de entrenamiento. Sus últimos movimientos fueron realmente muy buenos. Lo noto aclimatado, porque hace 5 meses que lo tenemos en el stud. El domingo debutamos también en Churchill Downs a In Love (Agnes Gold), que vino junto con Imperador, y corrió bárbaro entrando tercero cerca en un allowance fuerte… Creo que Imperador está en un nivel parecido de adaptación y de aclimatación…”.

Uno de los mejores productos de la generación en 2019, Imperador viajó a los pocos días de haber terminado sexto en el Longines Latinoamericano (G1), la tarde que sin dudas podría haber terminado bastante más adelante de no mediar la incomprensible molestia que le ocasionó durante todo el derecho Nao da Mais (T.H. Approval).

Su campaña en Argentina fue realmente notable. Debutó ganando el Clásico José B. Zubiaurre y tras un mal paso en el Gran Premio Gran Criterium (G1) se rehabilitó ampliamente venciendo luego en el Gran Premio 2000 Guineas (G1). Luego sería segundo en el Ensayo (G3), otra vez escolta en el cerrado final del Gran Premio Jockey Club (G1) y cuarto ante los mayores en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) que tuvo como vencedor al mencionado Nao da Mais.

Este calendario, antes de animar la prueba continental, el vistoso zaino había sido terminante para doblegar por 1 1/2 cuerpo al G1 Nacho Surge (Storm Surge) en el Gran Premio Miguel A. Martínez deHoz (G1), donde quedó tercero Roman Joy, su verdugo en el Jockey Club. Los también titulares de máxima escala Willander (Sigfrid) y Top One Scape (Cityscape) fueron otros de los que quedaron a sus patas aquella vez.

Sobre el compromiso que le espera a su crédito, Lobo explica: “Es una carrera dura, para no ganadores de cuatro y que siempre tienen caballos que andan corriendo los clásicos. Creo que es del mismo nivel con respecto a la carrera que Ivar ganó hace un par de meses allí. Imperador tiene mucha clase, llega bien preparado, sano y contento, y tengo mucha fe de que pueda tener una buena participación”.

Con 81.000 dólares en premios a repartir, el allowance optional claiming que correrá el argentino esta tarde en Churchill Downs tiene como máximo candidato al inglés Set Piece, un hijo de Dansili preparado por Brad Cox para el Juddmonte Farms. Para el zaino será su tercera presentación en los Estados Unidos, donde se impuso debutando en la misma cancha sobre la que actuará ahora, para después terminar sexto en otra condicional, pero en Saratoga. Antes, se lo vio ganar en sus dos primeras salidas (en Kempton Park y en Newcastle) para finalizar su campaña europea venciendo en el Hyde Stakes de Kempton Park.

El morning-line muestra a Imperador con una cotización de 12/1 y tiene como enemigo a Big Agenda (Data Link), ejemplar que acaba de sumar su tercera victoria en la siempre complicada cancha de Kentucky Downs, hace dos semanas. Cerquita en las consideraciones aparece Golden Dragon (Skipshot), de larga campaña y también procedente de un éxito común en Churchill Downs.

Imperador arrancará desde la puerta número 1 y tendrá a su derecha a Cullum Road (Quality Road), cuyo entrenador es el argentino Ignacio Correas (h.). Para el zaino será el regreso a un nivel inferior después de animar un par de clásicos y vaya si puede prenderse a la hora de la verdad. Argentello (Intello), My Sixth Sense (Street Sense) y High North (Midnight Lute) terminan de darle forma al grupo de 8 ejemplares.

Las esperanzas de otra carta fuerte para el turf argentino están por echarse a rodar en los Estados Unidos. Imperador demostró talento de sobra en su paso por el césped de San Isidro. Ahora intentará ratificarlo en un circuito bien difícil.

Diego H. Mitagstein