La potranca alcanzó una victoria impecable en las Tattersalls Irish 1000 Guineas (G1) de The Curragh, donde el equipo se llevó las tres pruebas de grupo del día

Simplemente impresionante fue la tarde que tuvieron este sábado en The Curragh el entrenador Aidan O’Brien, el jockey Seamie Heffernan y Coolmore. La divisa hizo el 1-2-3 en las Tattersalls Irish 1000 Guineas (G1-1600 m, césped) de la mano de Peaceful (Galileo), Fancy Blue (Deep Impact) y So Wonderful (War Front), y el equipo completo se quedó también con los otros dos clásicos complementarios de la tarde, gentileza de Lancaster House (Galileo) en el Coolmore Calyx Gladness Stakes (G3-1400 m, césped) y de Magic Wand (Galileo) en el Lanwades Stud Stakes (G2-1600 m, césped).

La nueva reina de las Guineas no corría desde noviembre, cuando llegó segunda de Born With Pride (Born to Sea) en el Montrose Fillies’ Stakes (L), y ahora mostró avances impresionantes en el invierno, tanto como para quedarse exponiendo muchísima solidez con el primer Classic para las potrancas de la temporada en Irlanda.

Peaceful se cargó el peso de la carrera desde la suelta, corriendo al frente a la par de Valeria Messalina (Holy Roman Emperor). Cuando esta se cansó en el derecho, quedó al frente la “chica Ballydoyle” y nunca más se dejó alcanzar. Primero amagó la favorita Albigna (Zoffany), por la mitad de la cancha, pero rápido se fue a Barajas; y luego llegó la carga de Fancy Blue, que se arrimó un poquito, pero a los pocos segundos fue despedida por la ganadora.

En el disco hubo 2 cuerpos de diferencia entre ellas, con So Wonderful en tercero a la cabeza y con igual margen hasta New York Girl (New Approach), que completó la cuatrifecta, todo al cabo de 1m38s19/100 sobre una cancha de buena a firme. Albigna, en tanto, quedó en deuda arribando sexta a poco más de 4 largos.

O’Brien, que así se afirmó como el entrenador más ganador en la historia de la prueba, con 9 discos, se mostró feliz y no descartó presentarla el sábado próximo en el Coronation Stakes (G1) de Royal Ascot. “A Donnacha -su hijo- le encantó cuando ganó en Thurles el año último. Después, en la cancha brava de Newmarket, no le gustó para nada, pero luchó igual hasta perder por poco. Son las cosas que hacen las buenas potrancas y no mentimos si decimos que a ella la consideramos siempre muy buena. Si sigue bien, echaremos una mirada al Coronation, especialmente si la pista está buena. También Epsom está en la mira”, contó.

Del lado de Albigna, Jessica Harrington, su preparadora, explicó tras la baja performance: “Shane -Foley, el jockey- me dijo que no le gustó la cancha rápida, como le había pasado en Santa Anita para la Breeders’ Cup”.

Peaceful le dio también a Galileo su ganador de G1 número 85, marca que le permitió superar a Danehill (Danzig), una marca fabulosa y que no hace más que ponerle un marquito a la grandeza del padrillo.

Peaceful, que fue también criada por Coolmore, tiene como madre a Missvinski (Stravinsky), ganadora de un par de clásicos listados en Francia, donde, además, llegó segunda en el Prix d’Astarte (G1). Antes, también con Galileo, había producido a Easter, que se impuso en el Hurry Harriet Stakes (L) irlandés, además de arrimar en tres pruebas de grado.

La línea materna baja hasta nombres como los de Cacoethes (Alydar) y Fabulous Notion (Somethingfabulous), ambos G1 en USA, o Subordination (Mt. Livermore), doble G1 en el Norte y luego notable padrillo en Uruguay.