La potranca le concedió el primer éxito de grado a Cosmic Trigger, su padre, y al jockey Edwin Talaverano en esta nueva etapa en la Argentina; además, abrió el doblete gradual de Juan Saldivia

Las potrancas 2019 tienen a su primera gran figura de la temporada en el césped de San Isidro. Respondiendo a todo lo bueno que había mostrado cuando salió de perdedora en esta misma cancha, Penny Trigger resolvió con solvencia el Clásico Eliseo Ramírez (G2-1400 m), dándole la razón también al voto mayoritario del público.

Fue un éxito de “primera veces”. Por ejemplo, la tordilla devolvió a los podios graduales en el país al peruano Edwin Talaverano, que hace apenas un par de meses retornó a la Argentina para ser primera monta del Stud Las Canarias, los colores que porta la heroína de la tarde.

Fue también la primera copa de grado en su segunda generación para el padrillo Cosmic Trigger (Lizard Island), el hermanito materno del fenomenal Candy Ride (Ride the Rails) y que desde el Haras Abolengo mostró las uñas durante la extraña temporada anterior y que ahora está confirmando su generosidad.

De paso, Penny Trigger abrió el doblete del preparador Juan Saldivia, ese que un ratito más tarde completaría el potrillo Irwin (Seek Again) saliendo de perdedor en el Clásico Raúl y Raúl E. Chevalier (G2).

Taleverano mostró intención temprana de correr adelante con la ganadora, pero cuando Amar Azul (Le Blues) movió grande el jinete contuvo y esperó para no entrar en una lucha innecesaria. Con andar convidador la favorita llegó al derecho y pronto tomó la delantera, mostrándose luego bien firme para contener las atropelladas de Lindalevesolta (Super Saver) y Madame Inés (Violence), finalmente clasificadas segunda y tercera a 1 cuerpo y medio largo, respectivamente, todo en aceptables 1m22s78/100 para la distancia, tiempo casi un segundo más lento con respecto al que impondría luego Irwin entre los machos.

Criada por Marovi SA., Penny Trigger tiene por madre a Beauty Babe (Salt Lake), una hermana materna de la G2 y notable productora en los Estados Unidos Teamgeist (Mutakddim), del G3 Bárbaro (Luhuk) y de la placé de G2 Bromita (Luhuk), que luego dio al clásico Buen Envión (Mutakddim), todos en la reconodida familia de Prosperina (Gusty).

Penny Trigger se llevó el Ramírez y saltó a liderar el proceso selectivo para las 2 años sobre el césped de San Isidro. El Gran Premio de Potrancas (G1), ya sobre la milla local, podría ser su próximo objetivo, con la misión de ratificar todo lo bueno que exhibió hasta ahora.