Gustavo Romero, preparador del caballo del Stud El Chuchy, contó al programa radial El Derby que el caballo no iba a llegar con los 10 puntos y por eso se tomá la decisión de no competir

Solo 48 horas después de conocerse la deserción del representante brasileño Apolo Dez (Holding Glory), clasificado por Río de Janeiro para la disputa del Gran Premio Latinoamericano (G1), otro participante se bajó de la carrera que se disputará el próximo 14 de abril en la arena del Hipódromo Monterrico, en Perú. Se trata de Pepe Joy (Fortify), caballo elegido por el Hipódromo de San Isidro y que era la única carta argentina de la competencia internacional, ante la imposibilidad del Hipódromo Argentino de Palermo de encontrar un representante. 

“Pepe Joy no corre desde el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) de diciembre. Le dimos un descanso y si bien lo trabajamos como se debe para una carrera de este prestigio y exigencia, no va a llegar con los 10 puntos que se necesitan, además de la circunstancia del viaje”, señaló Gustavo Romero, entrenador del caballo, al programa radial El Derby, que conduce Diego Notario.

Ahora, el Hipódromo de San Isidro está en la titánica tarea de encontrarle un reemplazante lo más pronto posible, cuando estamos a sólo 32 días para la competencia de los US$ 300.000 de bolsa.

Teniendo en cuenta lo sucedido con Palermo, da la sensación de que al Jockey Club Argentino le será bastante complicado aspirar a encontrar un ejemplar destacado entre los fondistas para representarlo, mucho más tratándose de Monterrico como sede, una cancha que nuestros representantes extraña vez trató bien.

Los únicos participantes extranjeros confirmados hasta el momento para la carrera son el brasileño Pinhao do Iguassu (Forestry) y los uruguayos Pluto (Discreetly Mine) y Olimpo MT (T.H. Apporoval), representantes del Jockey Club de Sao Paulo y del Hipódromo Nacional de Maroñas, respectivamente.