El potrillo se impuso en el Gran Premio Jockey Club, mientras que la potranca se quedó con el Gran Premio Selección

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- La estupenda jornada de carreras que se vivió este viernes en el Hipódromo de Las Piedras encontró en Pex y Honra Real a sus grandes figuras. El potrillo saltó a los primeros planos del proceso selectivo local venciendo en el Gran Premio Jockey Club (2000 m, arena pesada), mientras que Honra Real (foto) alzó con suficiencia el trofeo del Gran Premio Selección (2000 m, arena pesada).

Con Héctor Lazo en otra faena destacada, Pex puso garra para conseguir una victoria que por los 800 metros parecía difícil. Se había estirado y mucho el hijo de Ecclesiastic del Stud Ximena, tanto que el jockey debió exigirlo temprano con la fusta, manteniéndolo atento y filtrándolo por los palos al pisar el derecho.

Mientras el puntero Bang Bang Boom (Christine’s Outlaw) se apagaba por la mitad de la cancha y dejaba así la posibilidad de seguir luchando por la Triple Corona (había ganado la Polla hace algunas semanas), Pex mejoraba por dentro y dominaba, resistiendo de allí en más para llegar a la meta con el pescuezo de ventaja sobre Garmisch (Agnes Gold), con Leopardo Real (The Leopard) llegando tercera a un pescuezo más, todo tras 2m7s8/100.

“Venía de correr bien y estaba muy bien de mañana. Estudiamos la carrera, pero los desarrollos con muchos caballos son complicados. Pero teníamos a Lazo arriba, que le dio una gran conducción. Pex puso coraje y terminó ganando una muy linda carrera”, contó Gustavo Vergara, preparador del potrillo, y que le dedicó el triunfo a toda la gente de su stud.

Entre las potrancas,  como se esperaba, Honra Real ratificó su reciente victoria en el Gran Premio Ciudad de Montevideo (G1) de Maroñas dominando a la puntera Tres Botas (Trinniberg) en la recta para cruzar la meta con 1 1/4 cuerpo de ventaja y tras 2m7s28/100, tiempo 20/100 más lento con respecto al empleado por Pex. En la hija de Agnes Gold preparada por Pablo Rodríguez para la caballeriza Rimar siguió el libreto al pie de la letra el jockey Pablo Rodríguez.