La hija de Into Mischief pudo con la máxima candidata en el La Troienne Stakes (G1) y la hija del crack argentino se impuso en el Edgewood Stakes (G2), sobre el césped

LOUISVILLE, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Más allá del triunfo de Pretty Mischevious (Into Mischief) en el Kentucky Oaks (G1) y de la campeona argentina Didia (Orpen) en el Modesty Stakes (G3), la jornada del viernes en Churchill Downs involucró varios turnos de grado más, sobresaliendo el siempre potente La Troienne Stakes (G1), que sobre 1700 metros y en la arena midió yeguas desde los 4 años, con 750.000 dólares en premios a repartir.

Todo parecía dado para que Secret Oath (Arrogate) se reencontrara con la victoria en la misma pista y fecha en que había brillado hace 12 meses, venciendo en las lilas, pero la favorita no tuvo el mejor de los trámites y en la recta final falló n su intento por superar a Played Hard, que terminó derrotándola por el pescuezo mientras Search Results (Flatter) quedaba tercera a medio largo, reprisando.

Dándole doblete en el plano máximo al padrillo Into Mischief, la pupila de Philip A Bauer llegó al mejor triunfo de su campaña de la mano del experimentado jinete John Velazquez.

Para el turf sudamericano la otra gran noticia del día la acercó, cuando no, el fantástico Candy Ride (Ride the Rails) el crack argentino que sobresale en la reproducción y que ahora llegó a las 108 crías ganadoras clásicas tras la victoria que consiguió su hija Heavenly Sunday en el Edgewood Stakes (G2-1700 m, césped, US$ 500.000 en premios). Portando la combinación con la línea de Storm Cat, pues su madre es Alien Giant, por Giant’s Causeway), la potranca superó por 3/4 de cuerpo a la francesa Revalita (Recoletos).

Mucho interés existía también alrededor del Alysheba Stakes (G2-1700 m, arena, US$ 600.000 en premios), con la reprise de Rich Strike (Keen Ice), héroe sorpresivo en el Kentucky Derby (G1) de 2022. Sin embargo, el alazán llegó quinto lejos de Smile Happy (Runhappy), vencedor por 2 cuerpos de Art Collector (Bernardini).

El Eight Belles Stakes (G2-1400 m, arena, US$ 500.000) quedó en poder de Red Carpet Ready (Oscar Performance), que superó por la cabeza a Munnys Gold (Munning). En tanto, en el Unbridled Sidney Stakes (L-1100 m, césped), volvió a sobresalir la estupenda Caravel (Mizzen Mast), que mantuvo su paso imparable doblegando por 1 1/2 cuerpo a Bay Storm (Kantharos), y ahora podría cruzar el Atlántico para ser parte del festival de Royal Ascot.