“Por el momento estoy ‘sobre’ Enable, pero ¿quién sabe?”

308

Tras lograr su quinta victoria con Stradivarius en la Goodwood Cup, el jockey Frankie Dettori dejó sabrosos análisis y también su visión de futuro

CHICHESTER, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Para Frankie Dettori la temporada 2020 viene siendo espectacular, casi como siempre. Con Enable, el sábado, se convirtió en el jockey más ganador en la historia del King George VI & Queen Elizabeth Stakes (G1), y en las riendas de Stradivarius (Sea the Stars) el martes se trepó al tope de la estadística de su rubro en la Goodwood Cup (G2), llegando a cinco conquistas, las mismas que cuentan Jem Robinson, George Fordham, Steve Donoghue, Lester Piggott y Pat Eddery.

El italiano fue artífice central de la cuarta conquista al hijo del alazán en aquella competencia, donde lo condujo ahora y en 2019, pues en 2017 y 2018 había sido Andrea Atzeni el que lo guió al disco. A la hora del análisis, fue tan locuaz como siempre: “Por supuesto que Santiago era nuestra mayor preocupación, y por eso intenté estar delante de él desde la partida, aunque Tom Marquand ocupó ese casillero.Quería quedar cubierto y por eso retrocedimos una posición, aunque luego perdimos más terreno, justo detrás de Santiago. Teníamos 15 libras más y pensé que a la hora de acelerar iba a hacer pesar esa diferencia a su favor. La carrera se transformó en un sprint de 400 metros, pero si uno quiere correr así con Stradivarius debés ser muy bueno para ganarle. Es cierto que quedamos encerrados por casi 200 metros, pero una vez que quedamos libres arrancó muy fuerte. El desarrollo me resultó inesperado”.

Luego, continuó: “Pensé que Nayef Road iba a marcar un paso lento y que Santiago se le iba a poner cerca, haciéndonos trabajar y sentir la diferencia en el peso. Pero, mejor para nosotros, no fue así. Repito que me preocupé al quedar por dentro, porque si uno enfrenta un sprint como el que se dio necesita de algunos metros para encontrar el ritmo. La mejor arma de Stradivarius es su cambio de ritmo. Es cierto que ganó la Gold Cup (G1) por 10 cuerpos, pero lo común es que triunfo por márgenes breves. Es un caballo chiquito, pero puro corazón”.

Dettori no dudó en opinar que “Esta fue su prueba más dura, enfrentando a un Derby-Winner como Santiago y dándole 15 libras de ventaja. Fue sin dudas una buena performance por todas las circunstancias que se dieron y que haya podido superarlas. Uno no puede escapar de que su demostración en la Gold Cup fue lo mejor, pero es muy versátil y si bien ahora las cosas no lo favorecieron, de todas formas consiguió la victoria”.

Consultado sobre la idea de que Stradivarius baje ahora a los 2400 metros para correr el Prix de l’Arc de Triomphe (G1), Dettori fue sincero: “Bjorn Nielsen, su propietario, viene jugando hace rato conmigo sobre esa posibilidad, y yo no voy a ser quien le saque la ilusión; si el quiere, ¿porqué no? Por supuesto, yo estoy ‘sobre’ Enable hoy, pero quien sabe qué puede pasar… De ninguna manera voy a sacarle coraje para ese sueño. Hasta aquí el caballo ha hecho todo bien y hay una posibilidad de que el piso esté mojado, dándole más opción”.

Dettori sigue haciendo historia. Ya sea con Enable o con Stradivarius, el italiano siempre pone su cuota de talento para lograr el objetivo. Por algo es el mejor.