El hijo de Grand Reward dio positivo de disopropilamina cuando ganó el Gran Premio Joaquín V. González (G1) en el Hipódromo de La Plata; además, una multa ridícula de 20.000 pesos

LA PLATA.- Finalmente, la comisión de carreras de esta ciudad confirmó el positivo de City Wonder cuando ganó el Gran Premio Joaquín V. González (G1), el 19 de noviembre último. El hijo de Grand Reward no pasó las pruebas realizadas en el Laboratoire des Courses Hippiques francés, encontrándose en sus muestras rastros de disopropilamina, una droga que ya apareció en varios caballos locales que compitieron en pruebas del máximo nivel y que, según el propio entrenador, aparece en un complejo vitamínico que aceptó haber suministrado al ejemplar.

El entrenador de City Wonder es Juan José Martínez -inhabilitado por 10 años en la actualidad-, pero el encargado de presentarlo fue Lucas Nahuel Girat, uno de sus co-propietarios, situación que fue tomada como agravante para aplicarle una sanción de seis meses, como así también el hecho de que el tratamiento prohibido se detectó en una prueba de G1, Como contrapartida, al no contar con antecedentes, se aplacó la pena.

Además, Girat deberá pagar una multa realmente ridícula de alrededor de 20.000 pesos (unos 130 dólares) por su falta, mientras que a City Wonder se lo suspendió por 1 mes, hasta el 28 del corriente, inclusive.

Así, el ganador del internacional de la milla platense es ahora y de forma definitiva Asiatic Till (Asiatic Boy), que hace unos días nomás se quedó con el Clásico Clausura (G2), también en el Sur. 

El marcador lo completaron: 2do., Light Blue Fantasy; 3ro., Scotch and Soda; 4to., Mister Key; 5to., Mapuche Rye; 6to. Top One City; 7mo., This Way; 8vo., King Newton; 9no., Lactatius; 10mo. Akan.

La caballeriza Los José, que representa City Wonder y es copropiedad de Girat, fue inhabilitada y la comisión de carreras, por intermedio de su departamento legal, ordenó realizar la denuncia criminal correspondiente. La historia de nunca acabar cerró otro capítulo.