Otra vez llegan malas noticias desde Francia, poniendo en riesgo la categoría de las carreras en la Argentina

Cuando el turf argentino debería estar hablando y palpitando la gran fiesta que se viene el sábado próximo en el Hipódromo Argentino de Palermo con la 29na. edición de las Carreras de las Estrellas, se encuentra de frente con otros dos resonantes casos positivos.

Pure Nelson (Mount Nelson), ganador del Gran Premio 25 de Mayo (G1), y Grantland (Violence), clasificada tercera en el Gran Premio de Potrancas (G1), no pasaron los controles realizados en el Laboratoire des Courses Hippiques francés y, de confirmarse la noticia, serían distanciados del marcador, en otro duro golpe para una hípica que sufre muchísimo ante las permanentes violaciones al reglamento por parte de los entrenadores en materia de control antidoping.

No es nueva la historia, está claro, pero desde que por recomendación de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas (IFHA) los análisis comenzaron a ser enviados a laboratorios aprobados por dicha entidad, todo entró en un espiral de malas  noticias.

Sorprenderse no se sorprenderá nadie, pues ya con las muestras analizadas aquí los positivos eran moneda corriente, pero ahora se están viendo afectados los marcadores de los G1, lo que podría llevar al país a complicaciones severas para mantener las categorías de sus competencias más importantes.

La novedad llega apenas unas semanas después de que se conocieran cinco casos similares y también descubiertos en Francia como saldo de la gran jornada del 1 de mayo en Palermo, con el Gran Premio República Argentina como eje.

Pure Nelson había construido la victoria más importante de su campaña tras animar el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) del Club Hípico de Santiago, en Chile, conteniendo la atropellada de Glorious Moment (Treasure Beach) y el crack carioca Jorge Ricardo, que heredarían la victoria en caso de que todo se desarrollo como sería lógico y haya una confirmación.

Presentado por Hugo A. Azcurra, el caballo del Stud Parque Patricios es preparado en realidad por el veterano Isidoro San Millán, en La Plata, la misma pista donde Grantland, de Santa Elena, es entrenada por Horacio Torres. Ambos ejemplares y profesionales serán suspendidos provisionalmente, enfrentando penas que podrían resultar severas, dependiendo de las drogas que hayan sido encontradas (no trascendieron aún), sin olvidar el agravante de haber ocurrido en un G1.

Tanto Pure Nelson cuanto Grantland habían sido sometidos a los test precompetitivos que el Hipódromo de San Isidro ensaya antes de cada competencia de máxima escala. Incluso, en el caso de Pure Nelson, su estudio pre y posterior al Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G1), cuando se clasificó segundo de Nicholas (Equal Stripes), si había superado los exigentes controles del Laboratoire des Courses Hippiques francés.

Otra noticia pésima, sin dudas, que vuelve a poner al turf argentino en boca de todos y no precisamente por algún triunfo importante de sus muchos cracks…