El favorito venció por el hocico al potrillo nipón, que a poco estuvo de dar el golpe y darle continuidad a una racha impresionante, gracias a una notable faena del jockey Ramón Vazquez

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- No le sobró nada al favorito Practical Move en el Santa Anita Derby (G1-1800 m, arena, US$ 750.000 de bolsa), la principal clasificatoria en esta parte de los Estados Unidos hacia el ya inminente Kentucky Derby (G1).

Tras sus triunfos en el Los Alamitos Derby (G3) y en el San Felipe Stakes (G2), el hijo de Practical Joke lucía bravo de vencer, pero, a la hora de la verdad, fueron pequeños detalles los que le permitieron impedir por el hocico que Mandarin Hero (Shanghai Bobby) fuera el primer potrillo japonés en correr y en ganar una prueba con tanta historia.

El jockey Ramón Vazquez fue principal “culpable” del resultado positivo para el crédito de Tim Yakteen y Bob Baffert, con el primero presentando en lugar del “tordillo” preparador, ante su suspensión para correr en el circuito de Kentucky. Primero, no perdió un metro durante todo el recorrido y luego, cuando dejaron la curva final, cerrando hacia los palos en el momento preciso para evitar que por allí se filtrara Mandarin Hero, que debió corregir y luego “fajarse” con el áspero Skinner (Curlin) antes de poder arremeter en el cierre para arrimarse muchísimo. ¿Lo salvó el disco a Practical Move? Un poco y un poco. Más pareció que lo salvó Vazquez…

En una madre Afleet Alex y sin ser de los precios elevados en los remates de su generación, el zaino llegó a la mejor victoria de su campaña y ahora emprenderá el camino hacia Churchill Downs.

“Moví un poco antes de lo previsto porque vi que Héctor -Berríos, el jockey del puntero One In Vermillion (Army Mule)- miró hacia adentro. Corregí la línea, lo dejé que se relajara y le pedí el esfuerzo en los 200 metros finales, cuando respondió muy bien”, contó Vazquez.

Yakteen y Baffert habían vencido en esta misma prueba hace 12 meses con Taiba (Gun Runner), y sobre el replay, el “cuidador”, comentó: “Es una sentimiento hermoso volver a ganar. Uno siempre pide el disco cuando está en la punta, y querés más metros cuando venís más lejos”.

Teronobu Fujita, preparador de Mandarin Hero, anticipó que irán hacia el Derby con su potrillo: “Manejó el desarrollo y no pensamos que le fuera a ser fácil y tuvo una buena aceleración, como siempre hace en casa. Por un momento pensé que ganaba y quedé muy entusiasmado con esta carrera”. El equipo japonés espera con ganas la primera escala de la Triple Corona, y tiene con qué hacerse ilusiones…