Se lucieron este domingo en los clásicos Clausura (2000 m), Fin de Año (1600 m) y Navidad (1000 m), respectivamente

MENDOZA, Mendoza (Especial para Turf Diario).- El Hipódromo de Mendoza ofreció este domingo su penúltima función de carreras de la temporada 2019. La jornada contó con la presencia de varios de los mejores caballos de la zona Cuyo, pero tuvo muy poco de cuadreras. Ese poco de carreras cortas hizo que las tribunas estuvieran prácticamente vacías. Este tema está por demás claro para todo el ambiente del turf de la provincia, menos para la “desgastada” mesa chica que actualmente lleva adelante los destinos del circo de carreras de Avenida Montes de Oca. 

No es posible pensar en carreras largas sin cortas, pero la dirigencia sigue “apostando” a algo que a esta altura resulta prácticamente inexplicable. La única fórmula del éxito es cortas más largas. Ya no hacen falta más pruebas al respecto. El turf vuelva a “tropezar” con errores que no generan más que reuniones de tribunas vacías más muy bajas recaudaciones (lo más preocupante del tema).

Otra de los aspectos extraños de la reunión tuvo que ver con la disputa del Clásico Clausura. Eso demarcaría el final de la temporada en cualquier actividad, pero no funciona así en el Hipódromo de Mendoza. Habrá una reunión más el próximo 15 de diciembre, pero hoy se dio por terminado el ciclo de las carreras largas. Si se pregunta la razón de esta decisión, es difícil conocerla. Lo que sí es que no pareció un acierto; por el contrario, lo lógico hubiera sido disputar esa competencia en la última jornada del año. Principalmente por una cuestión de institucionalidad. 

En el cierre de la jornada, continuando con la suma de “perlas negras”, se improvisó una entrega de distinciones para los profesionales de las carreras largas. Se dice que se improvisó porque algunas de las elecciones de los distinguidos se realizaron casi con los diplomas en la mano. ¿No hubiera sido más lógico realizar la premiación en la última reunión del año. Sobre todo para darle el espacio que merece a cada uno de los ganadores.  

Como anécdota final, y continuando con lo que fue una jornada de muy pocos aciertos, la prueba final se largó con 50 minutos de atraso. Otra muestra más de que varios engranajes del hipódromo no están funcionando bien.

“Redondeando”, la próxima fecha con carreras “largas” aquí será recién en febrero de 2020, por lo que propietarios y profesionales de la actividad (jockeys, cuidadores y peones entre otros) no tendrán chances de cobrar comisiones por premios por más de 70 días. 

El Hipódromo de Mendoza es uno de los que mayor regularidad ostenta en del interior del país (promedia la disputa de cerca de 20 reuniones por año), pero pide cambios en forma urgente. No caben dudas que el cierre de año será un muy buen momento para pensar, reperfilar, barajar y dar de nuevo…

Pulpinello, arriba

Más allá del cúmulo de decisiones erróneas, los caballos hicieron su trabajo y por supuesto “salvaron” la reunión. El mejor de la tarde fue Pulpinello, que se quedó con el anticipado Clausura. El hijo de Sixties Icon venció al valiente En Cuestión (Lingote de Oro) en el buen tiempo de 2m4s3/5 para los 2000 metros. El pupilo de Jorge Stirpa volvió a subir al ranking de los fondistas de la zona Cuyo demostrando sus enormes condiciones. De hecho se podría asegurar que esta victoria lo convirtió en el caballo más valioso de la segunda parte de la temporada.

El regular Copador Holiday

El que siempre hace gala de su regularidad es Copador Holiday. El defensor de la caballeriza Haras Las Pintadas sumó su tercera victoria al hilo (todas en pruebas jerárquicas) imponiéndose en el Clásico Fin de Año, disputado sobre la milla. El hijo de Harlan’s Holiday venció por cinco cuerpos a su hermano paterno Harlan’s Radio para ganarse, por lejos, el título de mejor millero de 2019.

Mojito Bay es cosa seria

En el Clásico Navidad (1100 metros) el bueno de Mojito Bay ) no tuvo inconvenientes para vencer por 5 cuerpos a Knock Sol (Knock). Segunda victoria consecutiva para el hijo de Sidney’s Candy, que promete seguir dando grandes alegrías a la gente linda de la caballeriza Nadime.

El jockey Sergio Fernández fue la figura del día redondeando un triplete de lujo. La próxima reunión en Mendoza está prevista para el domingo 15 de diciembre.

Fernando Gabrielli

Foto Gentileza José Maluf