La yegua de La Quebrada atropelló fuerte en la recta para llegar a su mejor triunfo

La campaña de Pura Diabla (57 kg.) va quemando etapas con lógica absoluta. La yegua de La Quebrada tuvo un paso condicional eficiente, y su primera prueba en el nivel superior la vio ser apenas novena en el kilómetro del Clásico México (G3). Luego, ya con experiencia, escoltó a Foto Graciosa (Manipulator, 59 kg.) en el Especial Good Time y, este viernes, a sólo 13 días de su anterior gestión, la alazana tocó la cima, imponiéndose en el Handicap Empeñosa (1200 m, arena), la prueba central del viernes porteño.

Hija de Endorsement y La Diablerie (Mutakddim), Pura Diabla fue implacable cuando atropelló por dentro en la recta, cortando el vuelo de la puntera Indómita Seattle (Seattle Fitz, 56) y resistiendo por medio cuerpo la atropellada de refresco de Andai (Angiolo, 57 1/2), todo tras 1m11s24/100.

Ideocrática (Remote, 59 1/2) pasó desapercibida y terminó cuarta y Foto Graciosa perdió puntos en una carrera rara. Parecía que podía dominar cuando quisiera en la recta, pero, a la hora de la verdad, no tuvo fuerza para ir hacia adelante, conformándose con un quinto lugar con gusto a poco para los $ 1,50 que prometía.

Al cuidado de Elvio Bortulé y con Osvaldo Alderete en sus riendas, Pura Diabla sigue quemando etapas y aspirando a seguir creciendo en la velocidad, ya sea de recta o con codo. Seguro, no será la última vez que se hable de ella…