La yegua del Stud Tradición superó a los machos sobre 1800 metros en San Isidro

El secreto con Qué Chula es que pueda venir en su ritmo. No importa si adelante, cerca o algo más atrás, sino que establezca su marcha pareja sin problemas ni contratiempos y, bajo ese paragüas ella siempre lo dará todo, como este miércoles en el Hipódromo de San Isidro, donde la yegua preparada por Gustavo Scarpello para el Stud Tradición se llevó la victoria en el Handicap Rico (1800 m, arena normal), la prueba más importante de la reunión.

Fue el tercer éxito seguido para la hija de Endorsement y Qué Casual (Thunder Gulch), y segundo jerárquico, en un espiral de crecimiento que viene disfrutando en las últimas semanas, con Brian Enrique convirtiéndose en su socio ideal.

Cargando 53 1/2 kilos, Qué Chula siempre vino pegada a los palos sin perder un metro mientras Mario Fernández traía adelante a Perfect Smile (Sigfrid, 51 1/2) con parciales de 25s16/100, 48s45/100 y 1m13s7/100. Ya en el derecho, avanzó la yegua por la baranda y se hizo de un lugar, confrontando rápidamente al líder y domínandolo a partir de los 400 metros, para luego ir estirando ventajas paulatinamente y que en el disco serían de 1 1/2 cuerpo sobre aquél rival, que por medio dejó tercero a Croupier (Equal Stripes, 55), todo tras 1m48s50/100.

Qué Chula le ganó a los machos y al borde de sus 6 años atraviesa por un momento óptimo, que aprovecha con victorias.