La hija de Orpen se tomó revancha de Asturiola y la venció por 3 cuerpos en el Snow Figure de San Isidro

Santa María de Araras ya no es la caballeriza fuerte de sus tiempos de esplendor. Sin embargo, aún en una versión mucho más acotada, sus colores siempre tienen alguna carta en la manga para destacarse. El azul, rojo y blanco de Julio Bozano volvió a brillar en el Hipódromo de San Isidro, ahora de la mano de Queen Plum, contundente ganadora del Clásico Snow Figure (1200 m, arena), la prueba principal del viernes.

Ratificando los muchos progresos que venía mostrando, y sumando aún mayor regularidad a una campaña que es un “relojito”, la hija de Orpen y la inolvidable Qué Felicidad (Bernstein) se tomó revancha de Asturiola (Angiolo) -que venía de vencerla por 2 cuerpos en el Clásico Vale Dori-, batiéndola ahora por 3 cuerpos bajo una conducción sin fallas por parte del brasileño Francisco Leandro.

Queen Plum corrió a la expectativa mientras Madonna Girl (Greenspring) y Speed of Life (Stay Thirsty) movían, como se esperaba, el desarrollo. Ya en el derecho las fuerzas de las punteras se fueron agotando y en la mitad de ese tramo Francisco Leandro filtró por un pequeño espacio entre Speed of Life y Visión Rica (Pollard’s Vision) a la pupila de Carlos D. Etchechoury -fue presentada por Juan Manuel, su hijo-, que dominó y sacó ventajas definitorias.

Como se dijo, el disco encontró a la hermana materna del G2 Quiet Brazilian (Catcher In the Rye) con 3 cuerpos de diferencia sobre la favorita Asturiola, que por la cabeza dejó tercera a una Agallas (Angiolo) que sufrió varios tropiezos durante el desarrollo, todo tras 1m9s90/100.

Queen Plum, calco genético de la placé clásica Queen for a Day, suma ahora 4 triunfos sobre sólo 12 salidas, sin haber terminado nunca más allá del tercer puesto y totalizando premios por 1.049.580 pesos, números que hablan por sí solos.

Foto archivo