El hijo de Equal Stripes alcanzó el primer éxito jerárquico de su campaña en el Clásico Reconquista (L)

De punta a punta, valiente, Rafter concretó en el domingo de San Isidro el primer triunfo de jerarquía de su campaña. Sobre el césped pesado, el hijo de Equal Stripes y Refined With Glory (Honour and Glory) se impuso en el Clásico Reconquista (L-1400 m, diagonal), parte del doblete por encima del nivel común que incluyó la fecha.

Presto, se pegó a los palos adelante, manejó los hilos de la contienda bajo parciales de 26s70/100, 49s19/100 y 1m12s69/100 y se hizo inalcanzable en el derecho, bloqueando primero el intento por dentro de El Consorte (Grand Reward) y resistiendo en el cierre la doble atropellada de Sebi Moro (Sebi Halo) y El Emirato (Roman Ruler), que lo escoltaron en ese orden y a medio cuerpo y cabeza, todo tras 1m25s13/100.

Cría del Haras Abolengo y entrenado por Pablo Sahagián para el Stud Mayflower, Rafter tuvo la complicidad de Altair Domingos en sus riendas, siempre dispuesto a mostrar lo mucho que conoce del oficio.

Nieto de la estupenda velocista Refine (Mutakddim), Rafter atraviesa por un momento de particular rendimiento alto y ahora aspira a llegar a mezclarse entre los mejores ejemplares de la media distancia de la actualidad.