La notable sprinter brasileña superó por la cabeza a Lisarb y se quedó con el Clásico Pedro Indart Denis (1200 m, césped); lleva 9 victorias seguidas en Maroñas

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Rainha Pioneira sigue siendo la mejor velocista de Maroñas, festejó su noveno triunfo consecutivo e hizo sonar una pila de aplausos a la distancia. Pura calidad, puro corazón, la hija de Pioneering fue la gran figura del domingo de este lado del Río quedándose con el Clásico Pedro Indart Denis (1200 m, césped), donde encontró una rival brava de verdad como Lisarb (Wild Event), que la hizo esforzarse hasta el propio disco.

La enorme favorita no la tenía fácil, pues esa suelta 13, muy abierta, la iba a obligar a correr desde temprano, y así fue, pues Luis Cáceres, su jockey, debió sacarla rápido de los partidores y ubicarla tercera ahí nomás de la propia Lisarb y de Alta Gama (Subordination). En la recta, todo quedó reducido a un duelo entre la ganadora y su escolta, que sólo se definió en los 50 metros finales, cuando la pupila de Ricardo Colombo y el Haras Belmont torció la balanza a su favor por apenas la cabeza y tras exigentes 1m9s41/100.

“Es un privilegio poder correrla y creo que hoy dimos un lindo espectáculo con Lisarb. Es muy rápida desde las gateras y esta vez le tocó pelear algo más de lo normal, pero puso la guapeza y el corazón para ganar. Supe correr a Lisarb y la conozco, pero por los 200 ya sabía que le íbamos a ganar porque Rainha Pioneira tiene siempre un restito para emplear en el cierre”, declaró Cáceres, muy feliz.

En Rainha de Ponta (Blade Prospector), ahora el récord de la sprinter habla de 17 festejos en 30 salidas, con 11 de ellos en el plano de los clásicos. Desde julio de 2020 ningún rival puede derrotarla y el título de líder de la velocidad es más que merecido.

Ya más tarde llegó el momento para el Handicap Especial Stud Charrúa (1600 m, arena), donde se produjo una sorpresa de proporciones con el triunfo de Engineer (Catch a Flight), que aprovechó los escasos 54 kilos de peso para vencer por cabeza y pescuezo a los topweights Gaúcho (Put It Back) y Ecatombe (Ecclesiastic).