El caballo uruguayo fue octavo en el cierre de la Triple Corona de los Emiratos Arabes, cerrando un balance positivo para su excursión

Por Diego H. Mitagstein

Entre los cuatro caballos sudamericanos que este sábado compitieron en Meydan durante la jornada de la Dubai World Cup, el Derby Winner uruguayo El Patriota era el que más oportunidad tenía de llegar adelante. Su buena campaña durante el Carnaval Internacional, un estado ideal y una carrera que parecía sentarle de perillas eran el “menú” previo de su participación en el UAE Derby (G2-1900 m, arena, US$ 750.000).

Pero las cosas no salieron bien para el hijo de Ecólogo, que siempre vino bastante comprometido, costándole muchísimo encontrar un claro para intentar descontar en el derecho, rematando finalmente en la octava posición, aunque a 19 3/4 cuerpos de Rebel’s Romance, el notable ganador.

Fue la peor carrera en Meydan para El Patriota, aunque por lejos el balance es bien positivo. Un triunfo y un tercero en el Al Bastakiya (L) no se opacan con su paso por el Derby, una carrera mucho más complicada y en la que, como siempre, le dio entre 4 1/2 y 6 1/2 kilos de ventaja a sus rivales, un handicap gigantesco y que sobrellevó con muchísima calidad.

Rebel’s Romance le dio al preparador Charlie Appleby su primer festejo en el cierre de la Triple Corona en los Emiratos Arabes Unidos, y una nueva copa a Godolphin en otra noche casi ideal para la divisa del Sheikh Mohammed. Había perdido su invicto en el Saudi Derby, cuando llegó cuarto, pero nuevamente “de local” fue imparable.

Fueron 5 1/2 los cuerpos que en el disco lo separaron del puntero y favorito Panadol (Flatter), con New Treasure (New Approach) completando la trifecta a 1 3/4 largo y el 1-3 de Godolphin.

Ganador también en Kempton y en Newmarket, Inglaterra, y del UAE 2000 Guineas Trial, Rebel’s Romance es por Dubawi y Minidress (Street Cry) y ahora su futuro es grande en materia de posibilidades, con la temporada europea por delante y también la tentación del Kentucky Derby (G1) en los Estados Unidos. Hay tiempo para decidir…