Con Cool Day, el entrenado Alfredo Gaitán Dassié irá por su sexta conquista en la gran carrera de San Isidro

El Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) no es la carrera importante argentina más antigua. El Jockey Club, el Criadores, el Nacional y el Palermo se crearon un puñado de meses antes, y la que hoy ocupa el lugar 1 del ranking de jerarquías a nivel sudamericano empezó a correrse en 1887, la misma temporada de “lanzamiento” del Honor.

El inglés Stiletto (Beaudesert) inscribió su nombre en aquella histórica edición inaugural, abriendo paso a una lista impresionante de cracks que supieron levantar el trofeo máximo sudamericano. No se llamaba por esos tiempos Pellegrini, sino que entre 1887 y 1940 se lo conoció como Gran Premio Internacional; de 1941 a 1952 sí se lo reconoció como Gran Premio Carlos Pellegrini y en 1953 y 1954 retomó lo de Internacional. Entre 1955 y 1958 fue Pellegrini y de 1959 a 1963 hubo una mixtura entre ambos pues se corrió como Gran Premio Internacional Carlos Pellegrini. Los nombres siguieron rotando entre 1964 y 1978 para llevar el rótulo de Gran Premio Carlos Pellegrini Internacional y en 1979 se disputó como Gran Premio República Argentina. Ya desde 1980, con la reapertura de San Isidro consolidada, quedó instaurado su título actual: Gran Premio Carlos Pellegrini.

También cambió bastante de sede la carrera. De 1887 a 1895 la sede fue el Hipódromo Nacional y desde 1896 hasta 1940 en el Hipódromo Argentino. San Isidro lo recibió en 1941 por primera vez y hasta 1970, cuando su cierre transitorio, volviendo al Argentino. Ya en 1979 el circo del Jockey Club se “adueñó” de la marca.

El único año en que el Pellegrini no se corrió fue en 1976, con la versión de 1985 corriéndose en febrero de 1986 por la epizootia, mientras que los únicos dos empates se dieron en 1915, entre Dijital (Calepino) y Ocurrencia (Val D’Or), y en 1923, cuando Don Padilla (Pipiolo) llegó a la meta en igual línea que Movedizo (Saint Wolf).

Por supuesto que profesionales como Juan Lapistoy, Irineo Leguisamo y tantos otros protagonistas inolvidables de la historia supieron de la gloria del Carlos Pellegrini, pero, si hacemos referencia a los tiempos modernos -léase de 1980 a la fecha-, Pablo Falero y Edwin Talaverano se quedaron con 4 versiones cada uno. 

En materia de cuidadores, Alfredo Gaitán Dassié ya ganó el Pellegrini en 5 oportunidades, y ahora irá por la sextacon Cool Day (John F Kennedy), que irá por el doblete. Juan C. Maldotti y Juan Esteban Bianchi lo siguen en la estadística con 3 discos.

Las caballerizas Tori, El Gusy, Myrna y Starlight dieron doblete, mientras que los criadores tienen al tope del ranking al Haras Orilla del Monte, donde se criaron Second Reality (Hidden Prize, 2001), Fire Wall (Incurable Optimist, 2004) y Life of Victory (Incurable Optimist, 2008). Incurable Optimist y Bernstein son los dos únicos padrillos que vencieron por duplicado en el Pellegrini desde 1980 a la fecha.

Si de reloj se habla, Asidero estableció el mejor tiempo, con 2m21s98/100, casi 10 segundos más rápido con respecto a los 2m31s20/100 que demoró el brasileño Xin Xu Lin (Wondertross) cuando se impuso bajo una tormenta impresionante en 2010.