El alazán inglés no vino el año el año pasado por la pandemia, pero esta temporada y con estadísticas notables, vuelve en manos del mismo grupo liderado por La Providencia. Y estará “acá nomás”

Vuelve Cityscape (2006, Selkirk y Tantina, por Distant View) este año a la Argentina y la del alazán inglés parece una de esas historias de amor que se ven con alto rating en la tele, con protagonistas que se muestran distantes algún tiempo, hasta que con el correr del tiempo empiezan las miradas y gestos más condescendientes, las sonrisas de aprobación y todo tiene final feliz… El cara blanca británico llegó en 2014 a la padrillera de La Providencia en Olavarría, pero le costó en las primeras temporadas estampar en las pistas su tremenda tabulada de “Campeón Adulto en Irlanda y Emiratos Arabes Unidos”, con una cifra en ganancias de primer mundo de más de US$ 4.500.000. A la ecuación se le sumaban las madres notables de la cabaña brasileña, además de Firmamento y otros criadores de peso, de manera que el éxito parecía asegurado.

Sin embargo en toda historia de amor siempre hay una parte en que los protagonistas están lejos, y así fue como el año pasado Cityscape se quedó en el Reino Unido, sin viaje a esta parte del mundo por la pandemia, que todavía nos azota y de la que no sabemos cómo salir. El alazán juega de local, vale decirlo, en Overbury Stud, Worcestershire, a más de 11.000 kilómetros de distancia de nuestros haras.

Pasó el tiempo (y los capítulos de nuestra novela), Top One Scape pasó de largo en el Joaquín S. de Anchorena (G1) de hace un par de años, habilitando el enésimo asado de la exacta Guerrieri-Bagó en Castañón, y ya las miradas hacia el alazán inglés empezaron a dibujar sonrisas. La misma combinación con Miss Top One (Numerous) dio a Top One City, dueño de la Polla en Palermo (G1) con colores marplatenses en la temporada anterior, y en este 2021 cotizaron en oro las atropelladas de la simpática Linda Isabelle (en Harlan’s Fantastica, por Harlan’s Holiday), dueña de los clásicos Ricardo, Ezequiel y Ezequiel M. Fernández Guerrico (G2) y Juárez Celman (G2), en los verdes pisos del norte y Palermo respectivamente…

Hasta que llegó la escena del “final feliz”, porque la estadística saltó de un tibio mitad de tabla en 2017 al puesto 61 en 2018, ya en 2019 se lo vio en el top 20, el año pasado repitió mientras llegaban nombres de hijos ganadores en otras partes del mundo, y en este 2021 esos números con contundentes: el cara blanca de nuestra historia marcha cuarto en la estadística general, a tiro de los colosos Angiolo (Grand Reward) y Equal Stripes (Candy Stripes), que escoltan a desaparecido Roman Ruler (Fusaichi Pegasus). Pero lo mejor del paquete llega cuando se mira la estadística en San Isidro, con el Selkirk en el primer lugar, casi 3 millones de pesos por encima de Fortify (Distorted Humor), mientras más abajo se escalonan Suggestive Boy (Easing Along), Treasure Beach (Galileo), Orpen (Lure), Roman Ruler, Hurricane Cat (Storm Cat)…

Todo ese detalle viene a cuento entonces de lo positivo que resulta para nuestro turf la noticia del regreso de Cityscape a la Argentina para servir en esta temporada, pero a diferencia de asentarse en las instalaciones de La Providencia cerca de Olavarría, la decisión del sindicato que sigue encabezando la blusa amarilla y azul apunta esta vez a que el alazán se aloje en el Haras Chenaut, en el kilómetro 23 de la ruta 193, cerca de la localidad del mismo nombre.

Si miramos el tema desde el costo de traslados y logística, es posible que más yeguas se le ofrezcan al nieto de Sharpen Up, realzando así sus posibilidades de seguir brillando. Veremos entonces que nuevas postales esperan con la llegada del padrillo de Overbury a la Argentina…