El hijo de Mount Nelson fue puro coraje para vencer en el Clásico Domingo Faustino Sarmiento (L)

A puro corazón ganó Reik el Clásico Domingo Faustino Sarmiento (L-2400 m, arena), la prueba más importante del programa del último miércoles en el Hipódromo de San Isidro. Luchó desde la partida y cuando en la recta parecía vencido sacó fuerzas de vaya a saber uno donde para dar vuelta el resultado y alcanzar la victoria más importante de su campaña.

Simple ganador de 2 hasta el momento de la largada el Día del Maestro, el hijo de Mount Nelson y Honorable Path (Honour and Glory) fue por lejos el más tenaz. Primero, para batallar con Islandio (Hurricane Cat) hasta pisar la recta y luego para desbaratar todos los intentos de Green Lemon, que lo dominó por los 400 metros con aires de imbatible, pero que no pudo sostener ese liderazgo en la cuadra final, debiendo conformarse con llegar segundo a medio pescuezo, tras 2m30s91/100. A 4 cuerpos, y tras dar alguna pequeña ventaja al partir, el uruguayo y favorito Little Vicky (T.H. Approval) culminó tercero.

Criado por el Haras Chenaut, Reik estiró la positiva actualidad del equipo conformado por el entrenador Juan Oural y el jockey Juan Cruz Villagra con los caballos del Stud Abu Manza, que no hace poco dieron la nota con un triplete, también en San Isidro.