Campeón 2 Años Hembra de 2019 en Japón, la hija de la yegua argentina Malacostumbrada buscará este domingo un nuevo triunfo de G1 en Hanshin, ante Salios y Gran Alegría

Tras superar una pequeña fractura, llegó el momento de la vuelta al ruedo para Resistencia (Daiwa Major), la hija de la yegua argentina Malacostumbrada que fue Campeón 2 Años de 2019 en Japón. Será este domingo, en el The Mile Champinship (G1-1600 m, césped) de Hanshin, casualmente, la pista donde alcanzó sus mejores resultados.

Inactiva desde que el 10 de mayo último quedó segunda en el NHK Mile Cup (G1), la zaina preparada por Takeshi Matsushita y a la que montará Yuichi Kitamura se enfrentará con los machos en un duro lote de 17 participantes.

“Cuando volvió a mi caballeriza lo hizo pesando 510 kilos, y tuvimos que trabajar para bajarlos pensando en competir. Por suerte las cosas se han venido dando como esperábamos, la noto más relajada de lo que estaba en la primavera. Las últimas dos semanas ha entrenado realmente muy bien. Por supuesto que hace mucho que no corre, pero ese no será un problema teniendo en cuenta su estilo y más con su récord en Hanshin. Creo que puede correr muy bien ante los caballos mayores”, declaró Matsushita sobre la potranca.

La carrera tiene como máximo candidato a un caballo notable como Salios (Heart’s Cry), que no tiene una campaña mejor sólo por la desgracia de haber compartido generación con el fenomenal Contrail (Deep Impact), al que escoltó en el Tokyo Yushun (G1) y en el Satsuki Sho (G1), el Derby y las Guineas locales. Titular del Asahi Hai Futurity Stakes (G1). Acaba de reprisar quedándose con el Mainichi Okan (G2) de Tokyo y se mostró a punto para volver a brillar.

La otra gran figura del Mile Championship es Gran Alegría (Deep Impact), dueña de un campañón y que la vio vencer en el Oka Sho (G1) -1000 Guineas- de la última temporada y también en el Yasuda Kinen (G1) y en el Sprinters Stakes (G1) al cabo de sus dos más cercanas performances, por lo que habrá que tenerla bien en cuenta, incluso, para complicarle la vida adelante a Resistencia.